Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"¡Comandante, vuelva a la nave ahora, es una orden!"

Francesco Schettino escapó del Costa Concordia naufragado sin participar en la evacuación de los pasajeros

"Comandante, vuelva a la nave ahora, es una orden!". El oficial de la capitanía del puerto de Livorno fue claro y enérgico cuando consiguió contactar telefónicamente con Francesco Schettino, máximo responsable del Costa Concordia, semihundido y en plena evacuación de sus más de 4.000 pasajeros.
A pesar de la orden, el comandante no regresó a bordo y ahora se publica la conversación que mantuvo mientras huía de sus responsabilidades.
Francesco Schettino se ha presentado ante el juez este jueves acusado de homicidio por negligencia y abandono de sus funciones al frente del crucero.
La audiencia coincide con la publicación de la dramática conversación de la capitanía del puerto de Livorno con el comandante. Al escucharla, la primera impresión es que Schettino está en estado de shock, incapaz de reaccionar, según publica ' Il Corriere della Sera'.
Apenas balbucea las respuestas y el oficial le exige que hable claro y alto. "Regrese a bordo, es una orden", es lo primero que le pide la capitanía del puerto al comandante del Costa Concordia.
"Usted ha declarado la evacuación de la nave, pero ahora mando yo. ¡Usted regrese a bordo! ¿Queda claro? Ya hay cadáveres, Schettino, le dice en voz alta y perentoria el oficial.
En ese momento, pide la cifra el comandante del crucero que estaba rumbo a la costa poniéndose a salvo. "Cuántos cadáveres hay", pregunta.
A esto le responde el oficial de la capitanía enfadado: "¡Me lo tiene que decir usted, cojones!"
-"Se da cuenta que está oscuro y que no se ve nada", dice un Schettino al que apenas se le escucha.
-"Y qué quiere regresar a casa, Schettino".  Salga ahora mismo sobre la proa de la nave y dígame cuántas personas permanecen a bordo, qué se puede hacer y qué necesitan".
El comandante de la nave naufragada se presenta en la audiencia preliminar  de un tribunal de Grosseto para explicar su posición y de ser condenado la sentencia podría rondar los 15 años de cárcel.