Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Naciones Unidas accede a localidades de Raqqa por primera vez en tres años

El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA), que suministra comida a cerca de 200.000 personas en Siria cada mes, ha podido acceder "por primera vez en tres años" a Mansoura y otras zonas rurales de la provincia de Raqqa gracias a la reapertura de nuevos accesos terrestres.
El avance de la coalición internacional en la zona de Raqqa ha permitido la reapertura de rutas terrestres que facilitan y abaratan la distribución de alimentos en las partes más afectadas por el conflicto. En la ciudad de Tabqa, el PMA "ha duplicado a 25.000 el número de personas asistidas".
Raqqa fue ocupada por Estado Islámico en 2014 y el PMA no ha tenido acceso a zonas vulnerables de la región hasta marzo de 2017. Antes de la liberación de la carretera que recorre el norte de Siria, desde Alepo a Hasaka, PMA solo podía acceder a algunos puntos de las provincias de Hasaka, Raqqa y Deir Ezzor por aire, lanzando desde aviones suministros de emergencia.
Sin embargo, la asistencia desde tierra resulta más efectiva y conlleva menos gastos, según la organización, un ahorro que se puede invertir en socorrer a más personas. "Al sustituir los lanzamientos aéreos por entregas por tierra se ahorran unos 19 millones de dólares al año, ya que un camión puede llevar la misma cantidad de alimentos que puede transportar un avión a un coste mucho más reducido", ha informado el representante y director del PMA en Siria, Jakob Kern.