Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nace con menos peso que una lata de judías

Nace con menos peso que una lata de judiasDaily Mail

Jenna, la hija mayor de una familia británica, tenía muy claro cuál era su deseo para Papá Noel. Quería que su hermana recién nacida pero en tratamiento en una incubadora por ser prematura estuviese en casa para Navidad. Y su sueño se ha hecho realidad. La pequeña Amber-May, contra todo pronóstico ha superado los problemas propios de haber nacido con 15 semanas de antelación y solo cuatrocientos gramos de peso.

A principios de agosto, Nikkie Palme, de 34 años, dio a luz en el hospital West Suffolk de la localidad de Bury St Edmunds, en el condado de Suffolk, al este de Inglaterra. El parto de produjo por cesárea y dado la urgencia del mismo y las condiciones en las que nació la pequeña Amber-May, nadie creía que pudiese sobrevir.
En el momento del alumbramiento, su peso era inferior al de una lata de judías, menos de medio kilo, por lo que tuvo que ser ingresada en una incubadora.
Desde esa fecha, Amber-Mayh, ha ido ganando peso lentamente hasta alcanzar casi los dos kilos seiscientos gramos. Los médicos que la han tratado en el hospital están maravillados con la fuerza y valentía de la pequeña. Nadie confiaba que estuviese en casa para navidades pero lo ha logrado. Y todo gracias a una alimentación bien administrada. En el hospital West Suffolk se han registrado casos aún más extremos que el de Amber-Mayh pero ella ha sido la más pequeña que ha logrado sobrevivir.
Ahora todo es felicidad en el hogar de Nikkie, Andrew y Jenna con la llegada de Amber-Mayh. La casa que habitan en la localidad de Stowmarket, en el condado de Suffolk, se ha llenado de amigos y familiares para dar la bienvenida a la nueva inquilina. Todos se han implicado para que este sueño sea una realidad. Como afirma Nikkie Palmer, la familia no hubiera hecho frente a este reto sin el apoyo de sus amigos y familiares. "Tenemos una gran red de apoyo en todo el mundo".
Los próximos días serán de auténtica fiesta en el hogar de la familia Ass. Los planes pasan por celebrar la cena de Navidad en casa de la madre de Nikkie y la festividad del 26 de diciembre (Boxing Day) en el hogar de los Ass.