Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kerry asegura que EEUU no ha espiado a Hollande ni a ningún otro alto cargo francés

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en Sri lankaReuters

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha asegurado que Washington no ha espiado al presidente de Francia, François Hollande, ni a ningún otro alto cargo del Gobierno galo. Obama ha trasladado a Hollande su “firme compromiso” de acabar con el espionaje de la NSA a países aliados.

"No estamos actuando contra el presidente Hollande, no actuaremos contra amigos como el presidente Hollande, y no llevaremos a cabo operaciones de Inteligencia a menos que haya un propósito de seguridad nacional específico y validado, del que no tengo conocimiento en estos momentos", ha dicho.
Las palabras de Kerry han llegado horas después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, haya trasladado a Hollande su "firme compromiso" para acabar con el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a países aliados.
El Palacio del Elíseo ha informado en un comunicado de que Hollande ha llamado por teléfono a Obama con motivo de las últimas revelaciones de Wikileaks, según las cuales la NSA espió entre 2006 y 2012, además de al mandatario galo, a sus antecesores Jacques Chirac y Nicolás Sarkozy.
Obama ha recalcado que Estados Unidos "no está espiando ni espiará las comunicaciones del presidente francés", al tiempo que ha reiterado "inequívocamente" su "firme compromiso para acabar con las prácticas del pasado", que "son inaceptables entre aliados".
La Casa Blanca ha negado el espionaje a Hollande --sin aludir a los casos de Sarkozy y Chirac-- y el actual presidente ha advertido de que se trata de "hechos inaceptables". En este sentido, el Elíseo ha subrayado que "no tolerará ninguna actuación que ponga en riesgo la seguridad y la protección de los intereses" de Francia.