Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Por favor, fichad a mi papá. Se siente muy solo y estamos perdidas sin él"

"Por favor, fichad a mi papá. Se siente muy solo y estamos perdidos sin él"cuatro.com

Jordyn Leopold, una pequeña de 11 años, ha conmovido a toda la liga de hockey profesional estadounidense, la NHL, después de enviar una carta al equipo de su localidad, los Minnesota Wild, para que fichen a su padre Jordan Leopold, jugador de los Columbus Blue Jackets, y así poder tenerle más cerca de la familia. La carta escrita de su puño y letra fue difundida en las redes sociales hasta que el club destinatario del mensaje accedió a completar su sueño, el de su madre, y el de sus otros tres hermanos.

La prestigiosa liga de hockey estadounidense, la NHL, ha atravesado unos días de gran revuelo mediático como consecuencia de la acción de una pequeña de tan solo 11 años que responde al nombre de Jordyn Leopold.
Armada de una sensibilidad extraordinaria, un bolígrafo, un folio, y el profundo amor por su padre, jugador profesional militante en el club Columbus Blue Jackets, se apresuró a escribir una carta dirigida al equipo de su región, los Minnesota Wild, con el objetivo de que estos se decidan a ficharle para así traerle de vuelta a casa y que tanto ella como su familia puedan disfrutar de su compañía.
El texto, que ha conmovido a todos sus lectores, fue publicado en Facebook por su madre, Jamie Leopold, después de romper a llorar al leer las palabras que la pequeña Jordyn había escrito de su puño y letra:
"Queridos entrenadores de Minnesota Wild:
Mi nombre es Jordyn Leopold. Mi padre es Jordan Leopold, uno de los defensas del Columbus Blue Jackets. Mi padre está muy solo sin su familia. Nosotros estamos viviendo en Minnesota ahora mismo y yo estoy perdida sin mi padre, al igual que lo están mi mamá, mis dos hermanas y mi hermano. Mi padre está en un equipo de jóvenes, no está jugando y se siente solo. Le ficharon porque necesitaban un defensa. Llevamos así desde Noviembre y y no podemos suportarlo más. Me he dado cuenta de que los Wild no han estado ganando muchos partidos, y vosotros, encantadores entrenadores, debéis estar muy preocupados. Vuestro equipo necesita más defensas, así que si podéis, por favor, por favor, por favor, preguntar a los Jackets si podéis ficharle
Gracias".
\
Con estas enternecedoras palabras la NHL se mostró tan conmovida como los propios destinatarios del mensaje, difundido con rapidez gracias a las redes sociales y a una radio local que agilizó el proceso para que finalmente, tal como informa 'Minnesota Public Radio News', Minnesota Wild atendiese a sus plegarias y le diese a esta pequeña, su padre y su familia uno de los mejores regalos de su vida, abordando y completando el fichaje de Jordan Leopold.
Probablemente un jugador profesional de esta liga gane muchísimo dinero en este deporte a lo largo del año, pero lo que nos han demostrado, una vez más, es que el cariño y el amor de una hija no tiene precio ni se paga con dinero.