Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez deja en libertad bajo fianza a los dos acusados por la muerte del león Cecil

Cecil, león,cuatro.com

Un tribunal de Zimbabue ha dejado en libertad bajo fianza a los dos hombres que supuestamente cobraron 50.000 dólares (unos 45.000 euros) del cazador estadounidense que mató al león Cecil, el ejemplar más célebre del país.

Los cazadores zimbabuenses Theo Bronkhorst y Honest Ndlovu --el último, dueño de un parque natural privado--, han comparecido ante un tribunal de la ciudad de Hwange, unos 800 kilómetros al oeste de la capital, Harare.
Ambos habrían incurrido en un delito de caza furtiva al ayudar al estadounidense Walter James Palmer a matar a Cecil a principios del mes de julio. Palmer, un dentista de Minesota, ha alegado que desconocía que estuviese cometiendo algo ilegal y ha culpado a los guías locales de posibles irregularidades.
Tras la vista judicial celebrada este miércoles, Bronkhorst y Ndlovu han recibido sendos permisos para abandonar la cárcel previo pago de 1.000 dólares cada uno, según informa la BBC. Ambos deberán volver a presentarse ante el juez el próximo 5 de agosto.
Explicaciones
Cecil, de 13 años, era una de las principales atracciones del Parque Nacional de Hwange y también formaba parte de un estudio de la Universidad de Oxford. El animal llevaba, además, un collar GPS que registraba todos sus movimientos.
"No tenía ni idea de que el león era conocido, estaba vigilado y formaba parte de un estudio hasta que finalizamos la cacería. Confié en la experiencia de los guías locales para garantizarme una caza legal", alegó Palmer el martes en un comunicado.
El estadounidense explicó que ni las autoridades zimbabuenses ni las norteamericanas se han puesto en contacto con él, pero se ofreció a ayudar en las investigaciones. "Lamento profundamente que la práctica de una actividad que amo y practico de forma responsable y legal haya resultado en la muerte de este león", subrayó.