Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren cuatro policías en Afganistán, entre ellos dos agentes que fueron secuestradas y ejecutadas

Al menos cuatro policías afganos han muerto en las últimas horas en dos ataques en las provincias de Badajshán (noreste) y Fará (oeste), entre ellos dos agentes que fueron secuestradas y posteriormente ejecutadas.
El comandante de operaciones de la Policía en Badajshán, Alí Azizi, ha detallado que las dos agentes son unas hermanas de 20 y 23 años que fueron secuestradas en la localidad de Spingul cuando visitaban a su familia con motivo del fin del Ramadán.
Azizi ha asegurado que las dos agentes han sido ejecutadas durante la jornada del miércoles. Las policías iban acompañadas por su madre y un hermano de doce años, que han resultado ilesos.
Asimismo, ha resaltado que el incidente ha tenido lugar en una zona de la localidad bajo control de los talibán, apuntando que las autoridades no han recuperado aún los cuerpos.
Por otra parte, dos policías han muerto a causa de la explosión de una bomba al paso de su patrulla en Fará, según ha confirmado el portavoz de la Policía provincial, Iqbal Bahir, según ha informado la agencia afgana de noticias Pajhwok.
Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría de los ataques, si bien los talibán figuran como principales sospechosos en ambos casos.