Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren 125 personas en dos incendios en fábricas de Pakistán

decenas de muertos en un incendio en una fábrica de Karachi en Pakistáncuatro.com

El incidente más grave el de Karachi, donde hay 61 fallecidos y 31 heridos

El otro incidente se ha producido en la localidad de Lahore

Varias decenas de trabajadores siguen atrapados en Karachi

Al menos 125 personas han muerto como consecuencia del incendio de dos fábricas en las ciudades paquistaníes de Karachi (sur) y Lahore (noreste), según un nuevo balance hecho público este miércoles por fuentes policiales y gubernamentales.

El incidente más grave tuvo lugar en una fábrica de tejidos de Karachi. Todos los efectivos de Bomberos de Karachi se desplazaron al lugar para hacer frente a las llamas y los servicios de rescate utilizaron grúas para evacuar a los trabajadores que se habían refugiado en el tejado.
   En declaraciones a Reuters, el superintendente de Policía, Amir Farooqi, ha precisado que, de momento, han sido localizados más de cien cadáveres y que hay 35 heridos. Asimismo, ha advertido de que se siguen encontrando cuerpos entre los restos de la fábrica, que empleaba a alrededor de 450 personas. Alrededor de 30 cadáveres se encuentran en un hospital de Karachi, incinerados, a la espera de ser reconocidos.
   De momento se desconocen las causas del incendio. El ministro de Industria y Comercio de la provincia, Abdul Rauf Siddiqui, ha encargado la apertura de una investigación para determinar, en un plazo de 24 horas, el origen del fuego.
   Asimismo, al menos 25 personas murieron por un incendio en una fábrica de zapatos de Lahore. Unos 45 trabajadores se encontraban en las instalaciones cuando se produjo el incendio. Según las primeras informaciones, el origen del fuego habría sido la explosión de un generador eléctrico, lo cual provocó el incendio de los productos químicos y plásticos utilizados para la confección del calzado.
   La localización de la fábrica y sus características complicaron la llegada de los bomberos y el rescate de las víctimas, muchas de las cuales quedaron atrapadas en el edificio. Los equipos de extinción tardaron alrededor de una hora en sofocar el fuego
   Las autoridades han creado una comisión de investigación para investigar las causas del suceso y determinar en qué condiciones estaba trabajando las víctimas. Entre los fallecidos figuran el propietario de la empresa y su hijo.
Denuncias por parte de los supervivientes
   "Los propietarios estaban más preocupados por salvar los tejidos que a los trabajadores", denunció un empleado de la fábrica de Karachi, Mohammad Pervez, cuyo primo sigue desaparecido. "Si no hubiera habido rejas metálicas en las ventanas, mucha gente podría haberse salvado. La fábrica estaba llena de prendas y tejidos, y los que se quejaban eran despedidos", agregó. Según Amir Farooqi, la Policía está rastreando Karachi para localizar a los propietarios de la fábrica.
   "En solo dos minutos se declaró un incendio en toda la fábrica", indicó otro trabajador, Liaqat Hussain, de 29 años, desde el hospital en que está siendo tratado por quemaduras en todo el cuerpo. "La puerta estaba cerrada, no había forma de salir, estábamos atrapados", denunció.
   En Lahore, los trabajadores han indicado que el incendio pudo ser provocado por un problema en un generador. "Vimos cómo nuestros compañeros se quemaban vivos", declaró Shabdir Hussain desde el hospital en que ha sido ingresado. "No pudimos hacer nada, salvamos la vida saltando desde el tejado", añadió.
   Los sucesivos Gobiernos paquistaníes no han sido capaces de crear un sistema de suministro de electricidad con garantías, lo cual obliga a las fábricas a disponer de sus propios generadores, alimentados con diésel o gasolina..