Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren tres personas en dos atentados suicidas en la localidad de Maiduguri

Al menos tres personas murieron en dos atentados suicidas el domingo en la localidad nigeriana de Maiduguri, capital del estado de Borno (noreste), según ha informado este lunes la Policía.
El portavoz de la Policía estatal, Victor Isuku, ha detallado que tres suicidas murieron en un primer ataque tras ser interceptados y tiroteados por 'vigilantes' en los alrededores de la ciudad.
En el intercambio de disparos se produjeron las explosiones de los cinturones bomba, que provocaron la muerte de uno de los 'vigilantes', tal y como ha recogido el diario nigeriano 'Punch'.
Posteriormente, dos personas murieron en un doble atentado suicida. Según medios locales, las suicidas eran mujeres que se presentaron como desplazadas y abrazaron a dos personas después de que les abrieran la puerta, activando entonces sus explosivos.
Por otra parte, el portavoz de la Policía del estado de Adamawa, Ozman Abubakar, ha confirmado que han sido hallados los cadáveres de dos policías antidisturbios dados por desaparecidos el domingo.
Los sucesos tuvieron lugar un día después de que miembros de la secta islamista Boko Haram atacaran a una brigada del Ejército de Nigeria en la localidad de Buni Yadi, situada en el estado de Yobe (noreste).
Un portavoz militar confirmó que el ataque fue repelido, sin confirmar víctimas mortales entre las filas del Ejército nigeriano. "Se darán detalles pronto", dijo.
Sin embargo, fuentes militares han señalado que al menos cinco militares murieron en el ataque, entre ellos un coronel. Asimismo, otros dos soldados habrían resultado heridos.
Boko Haram --literalmente 'la educación occidental está prohibida'-- surgió en 2002 y siete años más tarde lanzó una ofensiva militar que ha dejado miles de muertos. En 2015 juró lealtad al grupo yihadista Estado Islámico.