Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren otros cinco niños wayúu en La Guajira por desnutrición

Cinco niños de la comunidad indígena wayúu han muerto este fin de semana en el departamento colombiano de La Guajira (noreste) por desnutrición, según ha informado el secretario de Salud regional, César Ballesteros.
Cuatro niños, con edades entre uno y dos años, han fallecido en el municipio de Uribia. El quinto, de un año, murió mientras era trasladado en ambulancia desde Manaure a Maicao, de acuerdo con la prensa colombiana.
El líder indígena Javier Rojas ha asegurado que la causa de las cinco muertes es la desnutrición entre los wayúu. Sin embargo, Ballesteros solo lo ha confirmado para cuatro casos, subrayando que el último está aún por verificar.
Además, el secretario de Salud ha matizado que tres de los niños llegaron al hospital con una enfermedad diarreica aguda, por lo que "no es directamente desnutrición". "Llegan en malas condiciones luego de haber sido tratados con remedios caseros", ha dicho.
Estas cinco muertes elevan a 80 el número de niños wayúu que han muerto este año en La Guajira por el hambre.
LOS NIÑOS WAYUÚ
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ordenó hace un año a Colombia adoptar medidas cautelares al considerar que "la vida e integridad personal" de los wayúu, la población indígena de La Guajira, "está en riesgo en vista a la falta de acceso a agua potable".
La escasez de agua, que se debe a la naturaleza desértica de La Guajira y a los proyectos mineros que han proliferado en los últimos años, ha llevado a los wayuú a un estado de desnutrición que se ha cobrado la vida de casi 5.000 niños en ocho años.
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se ha reunido con todos los niveles de gobierno para buscar una solución. "¡No se puede morir ni un solo niño por desnutrición, ni en La Guajira ni en ninguna parte del país! (...) La muerte de uno solo es una vergüenza para el país", dijo.
Las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos han alertado de que las medidas puestas en marcha por el Gobierno son insuficientes porque se limitan a tratar la emergencia humanitaria, en lugar de abordar las causas de la situación del pueblo wayúu.