Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren catorce milicianos y dos militares durante el inicio de la gran ofensiva para recuperar el oeste de Mosul

La Policía Federal de Irak ha anunciado este sábado que al menos catorce milicianos del grupo terrorista Estado Islámico han muerto, así como dos militares, durante el inicio de la gran ofensiva para recuperar la Ciudad Vieja de la localidad iraquí de Mosul.
Las fuerzas iraquíes han señalado que los milicianos han muerto durante una incursión realizada en el distrito de Zanjili, en el norte de la Ciudad Vieja, en el oeste de Mosul, donde las fuerzas han avanzado con la ayuda de drones, según ha informado el portal de noticias Iraqi News.
Decenas de francotiradores y militares han sido desplegados en el sur de la Ciudad Vieja para reforzar el control sobre la zona, según han informado las fuerzas iraquíes.
El Mando de Operaciones Conjuntas de Irak ha confirmado que dos coroneles de la división 16 del Ejército han muerto durante un enfrentamiento.
El sábado por la mañana, las milicias de las Unidades de Movilización Popular informaron de que al menos 46 milicianos habían muerto en un ataque aéreo en las regiones de Qairawan y Baaj, al oeste de la localidad de Mosul.
El jefe de la Policía Federal Shaker Jawdat ha afirmado que las fuerzas iraquíes han atravesado un tercer puente --de los cinco puentes principales que tiene Mosul-- en el marco de los avances para recuperar el control del oeste de la localidad.
La gran ofensiva para arrebatar a Estado Islámico su último gran enclave de Mosul ha comenzado este sábado, según han confirmado las Fuerzas Armadas en un comunicado.
Naciones Unidas alertó la semana pasada de que más de 200.000 personas podrían verse obligadas a abandonar la ciudad ante el aumento de la violencia en el oeste de Mosul.