Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren dos nuevos manifestantes en Cachemira, un balance de 78 desde la escalada de la violencia en julio

Dos personas han muerto en nuevos enfrentamientos en Cachemira entre manifestantes separatistas y agentes de seguridad indios en la ciudad de Anantnag, ascendiendo a 78 el número de muertos desde el pasado 8 de julio cuando estalló la violencia en la región tras la muerte un comandante de un grupo armado separatista.
Según informa la cadena india NDTV, el joven de 26 años Sayar Ahmad Sheikh ha muerto en el distrito de Shopian después de que fuera golpeado por una lata de gases lacrimógenos. Varios manifestantes resultaron heridos en esta represión de los agentes indios.
En otro distrito vecino, Yawar Bhat, de 23 años, ha muerto después de que fuera alcanzado por los perdigones que han empleado los efectivos de seguridad para dispersar las protestas. Un tipo de bala cuyo uso ha sido objeto de críticas debido a las graves lesiones que ha provocado en este tipo de episodios.
Una de las demandas de la oposición es la total prohibición de este tipo de munición ya que ha causado a muchos cachemiros la perdida total o parcial de la vista. No obstante, el ministro de Unión, VK Singh, ha defendido que este tipo de balas no son letales.
"La decisión del ministro de Interior, Rajnath Singh, ha sido reflexionada y sensible. Solo la gente que estaba muy cerca de ha resultado herida", ha subrayado, Singh, exmandatario del Ejército indio.
Por su parte el ministro Jefe de Cachemira, Mehbooba Mufti, ha calificado como "muy triste" tener que conocer la muerte de dos manifestantes.
"Otros jóvenes han muerto, es algo extremadamente triste. Los doctores que están trabajando en el valle lo hacen 24 horas, sin ir a casa", ha recalcado.
Las autoridades indias temen que la muerte del comandante de Hizbul Muyahidín, Burhan Wani, le conviertan en un mártir de la causa separatista, ya que a pesar de tener solo 21 años era el líder del grupo insurgente.
Pakistán e India se disputan la Cachemira histórica desde 1947, un conflicto que ha provocado tres grandes guerras entre los dos países desde su independencia de Reino Unido. En 1999 hubo un breve pero intenso enfrentamiento militar entre ambas potencias nucleares y desde 2003 se mantiene una frágil tregua.