Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere un comandante talibán tras explotar una mina colocada por los insurgentes

El Ministerio de Defensa de Afganistán ha anunciado este martes la muerte de un comandante talibán a causa de la explosión de una mina antipersona colocada por los insurgentes en la localidad de Dasht-e-Archi, situada en la provincia de Kunduz (norte).
En su comunicado, el ministerio ha detallado que el comandante fallecido se llamaba Tofan, agregando que el suceso se ha saldado con la muerte de otros tres talibán, tal y como ha recogido la agencia afgana de noticias Jaama Press.
Por el momento, los talibán no se han pronunciado sobre estas informaciones. Los insurgentes utilizan las minas antipersona y otros explosivos caseros para atentar contra las fuerzas de seguridad.
La localidad de Kunduz, capital de la provincia, fue escenario de una ofensiva a gran escala por parte de los talibán a finales de septiembre, llegando al centro de la misma, si bien las fuerzas afganas lograron repelerla y expulsarles de la ciudad.