Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere por su adicción a los esteroides

Muere con 20 años por su adicción a los esteroidesDaily Mail

Oli Cooney pensaba que era invencible pero acabó muriendo por el abuso de los esteroides. Este joven británico ya había sufrido dos ataques cardiacos y tres accidentes cerebrovasculares pero su obsesión por su cuerpo hizo que siguiera consumiéndolos hasta que acabaron con su vida.

Según informa el diario Daily Mail, Oli Cooney falleció con 20 años por consumir esteroides de manera masiva desoyendo las repetidas advertencias de los médicos, que con 18 años le dijeron que estaban poniendo su vida en peligro.
Oli tomaba esteroides y anabolizantes para cambiar su imagen corporal desde los 16 años, según cuenta su propia familia. Con solo 20 años había sufrido dos ataques al corazón y tres accidentes cardiovasculares que le dejaron secuelas físicas. Aun así, siguió trabajando en el gimnasio.
Solo dejó de tomarlos cuando un médico le diagnosticó un daño cardiaco irreversible, pero fue demasiado tarde.
Un día, tras salir de la tienda donde trabajaba, Cooney fue corriendo a coger un taxi cuando se desplomó, fue trasladado al Bristol Royal Infirmary, donde fue declarado muerto.