Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere el hijo de Barrow tras ser atacado por un perro cerca de la capital de Gambia

Habib Barrow, hijo de ocho años del presidente electo de Gambia, Adama Barrow, ha muerto este lunes tras ser atacado por un perro cerca de la capital del país, Banyul.
Un portavoz de Barrow ha confirmado la muerte del hijo del presidente electo en un breve comunicado, según ha informado la cadena de televisión local SMBC.
Habib ha sido enterrado durante la tarde de este lunes, si bien el presidente electo de Gambia no ha podido acudir al acto, debido a que se encuentra en Senegal a la espera de jurar su cargo el jueves.
El Gobierno de Senegal anunció el domingo que aceptaba que Barrow permanezca en el país hasta que jure su cargo, si bien el actual mandatario, Yahya Jamé, se ha negado a aceptar los resultados de las elecciones.
El juez del Tribunal Supremo de Gambia Emmanuel Fagbenle ha rechazado este mismo lunes pronunciarse sobre el recurso presentado por Jamé para suspender la toma de posesión de Barrow como nuevo mandatario.
La Comisión Electoral de Gambia declaró el triunfo del candidato opositor en las elecciones celebradas el pasado 1 de diciembre por 227.708 votos (un 43 por ciento) frente a los 208.487 sufragios (un 40 por ciento) conseguidos por Jamé.
Aunque en un principio reconoció su derrota electoral e incluso se ofreció a ayudar a Barrow con la transición, un día después se retractó y rechazó los resultados oficiales "en su totalidad" porque las pesquisas de su equipo han revelado "errores inaceptables".
La coalición opositora que se hizo con la victoria en las presidenciales advirtió en diciembre de que Jamé será tratado como "un líder rebelde" si se niega a entregar el poder el 19 de enero.
El triunfo de Barrow ha generado grandes expectativas dentro y fuera de Gambia. El líder opositor había prometido devolver al país al Tribunal Penal Internacional (TPI) y a la Commonwealth y la Justicia se había aventurado a liberar a varios presos políticos.