Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morsi convoca un diálogo nacional pese al rechazo de la oposición

Mursi, primer presidente civil de EgiptoREUTERS

El presidente de Egipto, Mohamed Morsi, ha convocado a las principales fuerzas políticas del país para el próximo sábado, 8 de diciembre, con el fin de abrir un diálogo nacional para "lograr un consenso" ante la actual crisis política en la que se encuentra inmerso Egipto. Sin embargo, el Frente Nacional para la Salvación de la Revolución, una coalición de 18 partidos y movimientos políticos de la oposición, ha manfiestado su rechazo a cualquier diálogo con el presidente. Mientras, la sede de los Hermanos Musulmanes en El Cairo, ha sido incendiada por manifestantes contrarios al presidente Mohamed Morsi, al igual que otras sedes a las afueras de la capital egipcia.

"Quiero convocar un diálogo completo y productivo con todas las figuras y dirigentes de los partidos, la juventud revolucionaria y las personalidades legales para este martes", ha afirmado Morsi en un discurso institucional televisado.
 La reunión será en la sede del Palacio Presidencial, ha explicado, y en ella se tratará el futuro del Consejo de la Shura --la Cámara Alta del Parlamento--, de la Asamblea Popular -Cámara Baja- y la ley electoral.
"Me voy a reunir con expertos legales y con figuras de la oposición el sábado a las 12.30 horas en la sede presidencial para lograr una solución que salve la nación", ha añadido. "También trataremos la hoja de ruta para después del referéndum, tanto si es aprobado como si no", ha indicado.
 Sin embargo, ha insistido en la vigencia de la convocatoria del referéndum sobre el proyecto de constitución previsto para el día 15 de diciembre. Sí ha prometido, en cambio, que si el proyecto de constitución es rechazado en el referéndum, se elegirá una nueva Asamblea Constituyente.
 En su intervención, Morsi ha aprovechado para manifestar su pesar por los recientes disturbios entre sus partidarios y manifestantes de la oposición, que costaron el miércoles la vida a siete personas. "Quiero trasladar mis condolencias a las familias de todos los que han muerto durante los enfrentamientos", ha afirmado.
Rechazo al diálogo
El Frente Nacional para la Salvación de la Revolución, una coalición de 18 partidos y movimientos políticos de la oposición, ha manfiestado su rechazo a cualquier diálogo con el presidente egipcio, Mohamed Morsi, y los Hermanos Musulmanes, en respuesta a la violencia ejercida por grupos islamistas, que desalojaron por la fuerza a los manifestantes opositores acampados en torno al Palacio Presidencial.
"No puede haber diálogo con el presidente a menos que derogue el polémico decreto, posponga el referéndum y abra un diálogo nacional para lograr un consenso sobre la constitución", señala el Frente en un comunicado.
El Frente ha condenado la violencia, que se cobró un total de siete vidas el miércoles, y ha acusado a las fuerzas de seguridad de no actuar ante la agresión de los grupos islamistas que reventaron la protesta pacífica de la oposición, según la declaración de la coalición opositora, recogida por el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.
Ante este presidente que "ha perdido su legitimidad", el Frente ha exigido la formación que un juez independiente investigue lo ocurrido el miércoles en torno al Palacio Presidencial del barrio cairota de Heliópolis.
Además, han convocado una gran manifestación para este viernes bajo el lema "Tarjeta Roja" para Mursi, en referencia a la tarjeta utilizada en varios deportes para expulsar del terreno de juego a un jugador.
Incendian la sede de Los Hermanos Musulmanes en El Cairo
Un portavoz de los Hermanos Musulmanes, Mahmud Ghozlan, ha confirmado que la sede central del grupo islamista ha sido incendiada y asaltada, al parecer por manifestantes, en la noche de este jueves.
"La sede central de los Hermanos Musulmanes ha sido saqueada, destruida e incendiada. Con esta ya son 36 las sedes destruidas de los Hermanos Musulmanes o de Partido Libertad y Justicia. ¿Ha sido destruida alguna sede de la otra parte? NO", denuncian los Hermanos Musulmanes en su página oficial en inglés.
Este es el segundo día consecutivo de disturbios entre manifestantes afines y contrarios al presidente islamista, Mursi, después de que el miércoles murieran siete personas en los disturbios registrados ante el Palacio Presidencial del barrio cairota de Heliópolis.
Ese mismo miércoles se produjeron manifestaciones ante las sedes de los Hermanos Musulmanes en El Cairo y las principales ciudades del país, algunas de las cuales derivaron en enfrentamientos violentos.