Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Monarquías europeas: transparencia del Reino Unido y opacidad en Mónaco

La monarquía británica es sin duda la más transparente de Europa. En su web oficial, los gastos están detallados al penique. Con un presupuesto de 34 millones de euros, el año pasado gastó 470 mil en vino y licores,  La reina hizo 156 viajes en helicóptero y en el palacio de Buckinham se cambiaron 14 colchones. Tal minuciosidad no se encuentra en ninguna otra casa real, aunque transparentes son también  las nórdicas. Suecia, Noruega y Dinamarca publican los datos en Internet. La holandesa es la más cara de todas  las europeas,  gestiona 36 millones de euros pero igualmente informe  de cómo se gasta el dinero. Cualquier ciudadano puede saber, por ejemplo, cuanto cuesta mantener los jardines de los palacios. En el extremo opuesto, Mónaco y Bélgica, las monarquías más opacas. Apenas dan  detalles sobre en qué y cómo invierten lo que reciben al año. Y no son precisamente baratas. Alberto de Mónaco tuvo a su disposición 20 millones de euros en 2011. Y eso que el principado sólo tiene 35 mil habitantes.