Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El líder yihadista argelino Mojtar Belmojtar habría sobrevivido al bombardeo francés en Libia

El líder yihadista Bojtar Belmojtar habría sobrevivido al bombardeo realizado a finales de noviembre por aviones franceses en el sur de Libia, si bien resultó herido en el ataque.
Fuentes militares estadounidenses citadas por el diario 'The Wall Street Journal' afirmaron que el bombardeo "fue probablemente exitoso", si bien fuentes de seguridad argelinas han afirmado que estaría con vida.
"Él, junto a otros terroristas, fue objetivo de un bombardeo a finales de noviembre, pero escapó", han dicho estas fuentes al portal de noticias Middle East Eye.
Una enfermera nigerina que atendió a Belmojtar y que ha sido arrestada ha afirmado que el líder yihadista sufrió heridas en la espalda, quemaduras de segundo grado y una herida en un pie por el impacto de metralla.
Belmojtar, quien estuvo detrás del sangriento ataque contra la planta de gas de In Amenas en 2013 en Argelia, ya ha sido dado por muerto en el pasado en otras operaciones, para volver a reaparecer con el paso del tiempo.
Asimismo, el bombardeo contra él supuso la primera confirmación de que Francia ha llevado a cabo bombardeos aéreos en Libia. París ha intentado durante meses mantener un perfil bajo sobre sus operaciones en el país norteafricano.
La noticia de la posible muerte de Belmojtar salió a la luz una semana después de que las autoridades del este de Libia anunciaran el arresto de una de sus esposas, de nacionalidad tunecina.
Belmojtar se formó en el GIA argelino y fundó junto con Hasán Hattab el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), pasando posteriormente a engrosar las filas de AQMI, donde estuvo detrás de numerosos secuestros de occidentales.
A continuación se distanció de Al Qaeda y pasó liderar su propio grupo, 'Firmantes de sangre', que en 2013 llevó a cabo el ataque de In Amenas en el que murieron 37 rehenes, incluidos numerosos occidentales.
Posteriormente, creó Al Murabitún junto con Adnan Abú Walid al Saharaui, líder de Movimiento para la Unidad de la Yihad en África Occidental (MUYAO), pero la decisión de este de jurar lealtad a Estado Islámico, hizo que Belmojtar volviera a recuperar los buenos términos con AQMI, perpetrando varios atentados conjuntos en el último año en Malí, Burkina Faso y Costa de Marfil.