Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La muerte de Mohammed muestra el terror de las persecuciones en Birmania

Mohammed ShohayetCNN

Mohammed Shohayet, un bebé de 16 meses viajaba con su familia hacia Bangladesh tratando de escapar del Estado de Rakáin, en Birmania. Sin embargo, en el viaje, tanto él como su madre, su tío y su hermano de tres años fallecieron ahogados en el mar.

Su padre, Zafor Alam, ha hablado con ‘CNN’ sobre la dura imagen. “Cuando veo la fotografía, preferiría morir. No tiene sentido vivir en este mundo”.
Sin embargo, ha decidido difundirla en los medios de comunicación para concienciar sobre la situación persecutoria que viven los rohinyás, un grupo étnico racialmente discriminado que se ubica en el Estado de Rakáin (Birmania) y que, debido a la violencia a la que están sometidos, están huyendo hacia Bangladesh por el río Naf, que separa ambos lugares. Este trayecto es muy peligroso y son muchos los refugiados que mueren antes de llegar al otro lado.