Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mogherini admite la posibilidad de imponer sanciones a Rusia por su intervención en Siria

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha reconocido que hay discusiones en marcha sobre la posibilidad de imponer sanciones a Rusia por su intervención en el conflicto en Siria aunque ha rechazado dar detalles sobre el tipo de medidas concretas.
"Sí, hay discusiones en marcha con la participación de nuestros Estados miembros y la ONU en Nueva York. No quiero decir nada aquí, estaría fuera de lugar", ha explicado en rueda de prensa la jefa de la diplomacia europea, preguntada si la UE cree que la intervención rusa en Siria podría implicar "crímenes de guerra" y si el bloque contemplan sancionar a Rusia por la crisis siria.
"Obviamente hemos estado trabajando en términos políticos, de negociación, pero no es el momento de hablar de esto ahora", ha remachado.
El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, ya avisó hace dos días en una visita en el sur de Turquía que Rusia corría "el riesgo de cometer crímenes de guerra" por sus ataques en Siria y defendió considerar sanciones tras reclamar recoger "pruebas" de bombardeos contra convoyes humanitarios.
"Todas estas cosas se deben considerar en mi opinión", defendió en declaraciones a 'Sky news', preguntado específicamente por la posibilidad de promover sanciones contra Rusia.
El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, también apuntó esta semana a la posibilidad de sanciones "unilateralmente" de Estados Unidos tras denunciar la campaña "concertada" del régimen de Bashar al Assad y Rusia "para bombardear a los civiles hasta su sumisión". "Las sanciones siempre han sido una herramienta en la mesa disponible para Estados Unidos" aunque es una herramienta "más eficaz" cuando se aplica "en coordinación estrecha" con sus aliados y socios, subrayó, según la Deutsche Welle.
La jefa de la diplomacia europea ha incidido en que "por ahora" el énfasis del bloque "se ha centrado en la ayuda de emergencia" y "la necesidad inmediata de parar la masacre", tras denunciar "el drama real, no solo en Alepo, en toda Siria, aunque especialmente en Alepo" y la urgencia de ser capaces de "salvar vidas".
Rusia y Estados Unidos acordaron el 9 de septiembre una tregua que arrancó cuatro días después y que solo duró una semana. Un bombardeo sobre un convoy de Naciones Unidas que se dirigía con ayuda humanitaria a Alepo dinamitó el alto el fuego, aunque Rusia ha rechazado de plano que sus aviones o los del régimen atacaran el convoy.
Rusia está dispuesto a retomar las negociaciones con Estados Unidos sobre Siria, a pesar del fracaso de la última tregua, según ha informado este miércoles el jefe adjunto del Departamento de Operaciones del Estado Mayor ruso, Víctor Poznijir.