Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Mistura fija un nuevo calendario para el proceso de paz en Siria

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, ha anunciado este martes nuevas fechas para el proceso de paz, indicando que la reanudación del diálogo, prevista para el 8 de febrero en Ginebra, se traslada al día 20 de ese mes en la ciudad suiza.
"He pedido al Consejo de Seguridad de la ONU, basándome en las conversaciones con el secretario general (Antonio Guterres), que aplace las negociaciones hasta el 20 de febrero", ha dicho en declaraciones a los medios de comunicación.
De Mistura ha explicado que el objetivo es dar una oportunidad a la iniciativa de Astaná, impulsada por Rusia, Turquía e Irán para garantizar el cumplimiento de la tregua que rige en todo el territorio sirio desde el 30 de diciembre.
El trío de mediadores auspició entre el 23 y el 24 de enero en la capital kazaja una conferencia de paz a la que asistieron representantes del Gobierno de Bashar al Assad y la oposición y que concluyó con un acuerdo para crear un mecanismo tripartito que vele por la tregua.
El diplomático europeo ha indicado que "el 6 de febrero habrá una nueva reunión en Astaná sobre el establecimiento de este mecanismo tripartido" en la que también participará Naciones Unidas, según informa la agencia de noticias Sputnik.
De Mistura ha esgrimido que, si el proceso promovido por Moscú, Ankara y Teherán tiene éxito y el alto el fuego --del que ya se han apartado algunos grupos rebeldes-- sale fortalecido, "esto ayudará a las consultas sirias" en Ginebra.
La ONU había señalado a la cita del 8 de febrero en Ginebra para reanudar el diálogo de paz entre el Gobierno y la oposición, estancado desde hace un año por la escalada militar en Alepo, pero esos tres países se adelantaron y convocaron la conferencia de Astaná.
A pesar de las tensiones que han surgido ante lo que muchos interpretan como un plan de Rusia, Turquía e Irán para asumir las riendas de la crisis siria y desplazar a la ONU, De Mistura ha recalcado que los procesos de Astaná y Ginebra son complementarios.