Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ministros de La Paz y Santiago viajan a la OEA por el caso de los nueve bolivianos detenidos en Chile

Los ministros de Justicia de Bolivia, Héctor Arce, y Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, serán recibidos el miércoles por el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para exponer el caso de los nueve funcionarios detenidos en Chile, que enfrenta a los dos países en el bloque regional.
La OEA ha informado a través de un breve comunicado de que el Consejo Permanente sostendrá sendas reuniones extraordinarias con Arce y Muñoz en el Salón Simón Bolívar de su sede, en Washington, "para referirse a la situación de los nueve bolivianos detenidos en Chile".
El presidente boliviano, Evo Morales, anunció el lunes que denunciaría a Chile en la OEA por la "injusta y violenta" detención de los nueve funcionarios. La Paz también argumentará "tortura, disparos de amedrentamiento y hostigación", así como denegación de visados, expulsión y veto a periodistas, y discriminación racial a familiares de los acusados.
Poco después, Arce indicó en Twitter que él sería el emisario del Gobierno para este caso. "Rumbo a Washington, sede de la OEA, para denunciar ante el Consejo Permanente la injusticia que sufren nuestros nueve compatriotas en Chile", escribió en la red social.
"Casi nada sorprende de lo que dice el Gobierno boliviano", dijo, por su parte, el canciller chileno, afirmando que las nuevas acusaciones "son infundadas". "Chile es un Estado de Derecho con garantías para todos los procesados y todos los detenidos, y eso lo sabe todo el mundo, si no fuese así, habría un verdadero escándalo internacional", sostuvo.
El pasado 19 de marzo, dos militares y siete empleados de la administración aduanera de Bolivia fueron detenidos en la frontera común mientras realizaban tareas relacionadas con la lucha contra el contrabando.
El Gobierno de Morales sostiene que los funcionarios estaban inspeccionando unos camiones chilenos en el lado boliviano de la frontera, porque tenían información de que transportaban mercancía de contrabando, cuando agentes de Carabineros intervinieron y les detuvieron.
La presidenta de Chile, Michelle Bachelet ha desmentido esta versión y ha indicado que "las nueve personas detenidas estaban en territorio chileno cometiendo delitos". "Se habían robado uno y querían robarse nueve camiones con productos", dijo.
Ambos países ya tuvieron una crisis poco antes porque, según Bolivia, las autoridades chilenas obligaron a retirar la bandera del consulado de Antofagasta, si bien La Moneda sostiene que en realidad no era una oficina consular.
La Paz y Santiago llevan meses inmersos en una nueva escalada de tensión, coincidiendo con la recta final del proceso que enfrenta a los dos países en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por la demanda de Bolivia contra Chile para exigir una salida soberana al océano Pacífico.