Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ministros de Líbano destacan el ambiente "positivo" en la reunión del comité encargado de la ley electoral

Varios ministros de Líbano han asegurado este martes que la reunión del comité ministerial encargado de redactar la nueva ley electoral del país ha sido "positiva", en medio de los esfuerzos por alcanzar un acuerdo al respecto.
"Los contactos actuales fueron discutidos y la atmósfera general durante la discusión fue positiva", ha dicho el ministro de Finanzas, Alí Hasán Jalil, miembro del partido chií AMAL.
Por su parte, el ministro para los Desplazados, Talal Arslan --del Partido Democrático Libanés--, ha resaltado que "la atmósfera estuvo marcada por la apertura y la aceptación", agregando que "se necesitan más reuniones".
La reunión ha estado encabezada por el primer ministro, Saad Hariri, y ha contado con la participación de un total de nueve ministros de otros tantos partidos, según ha informado el diario local 'An Nahar'.
El presidente de Líbano, Michel Aoun, confirmó el domingo que podría disolver el Parlamento y convocar elecciones anticipadas si no hay un acuerdo sobre una nueva ley electoral antes del 20 de junio.
Las declaraciones de Aoun llegaron días después de que Hariri afirmara que el país "está cerca de una gran solución" para su legislación electoral, después de que el Gobierno decidiera reactivar el comité ministerial que debe tratar su redacción.
Poco antes, el secretario general del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, había advertido de que el país "está al borde del abismo" debido a la falta de acuerdo entre los partidos políticos respecto a la ley electoral.
Los desacuerdos en torno a esta ley, entre otros puntos, han forzado al Parlamento ha extender su mandato en dos ocasiones, en 2013 y 2014. Su actual mandato finaliza en junio de 2017.
Aoun suspendió el 12 de abril la actividad parlamentaria durante el plazo de un mes, lo que impide temporalmente la aprobación de una prórroga del mandato de los actuales diputados y añade un nuevo factor al convulso escenario político libanés.
El anuncio fue realizado un día antes de que el Parlamento votara una prórroga de su propio mandato hasta el año 2018. Los actuales diputados fueron elegidos en unos comicios celebrados en 2009, para un periodo de cuatro años que se ha ido enmendando con sucesivas ampliaciones.
Aoun explicó que quiere dar a los políticos más tiempo para cerrar algún tipo de acuerdo sobre una nueva ley electoral. Las divisiones sectarias, exacerbadas por el conflicto en Siria, han complicado en los últimos años el frágil equilibrio político en Líbano y han lastrado cualquier tipo de consenso.
En octubre de 2016, el Parlamento logró poner fin a un vacío de 29 meses en el cargo presidencial al elegir a Aoun, en el marco de un acuerdo político que volvió a llevar a Saad Hariri al puesto de primer ministro.