Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ministerio de Defensa ruso niega que las víctimas del siniestro en el mar Negro llevaran salvavidas

El Ministerio de Defensa de Rusia ha negado este lunes que las víctimas del siniestro del avión militar Túpolev Tu-154 en el mar Negro llevaran puesto el chaleco salvavidas antes de que se produjera el impacto del aparato contra el agua.
"Todos estos rumores que invocan fuentes anónimas y afirman que los pasajeros supuestamente llevaban chalecos salvavidas (...) no se corresponden con la realidad", ha asegurado el departamento que dirige Sergei Shoigú, en un comunicado.
El comunicado de Defensa llega poco después de que una fuente próxima a las labores de rescate asegurara a la agencia de noticias RIA Nóvosti que varias de las víctimas que han sido rescatadas sin vida llevaban puesto el chaleco salvavidas.
Con anterioridad, el gobernador de la región de Krasnodar, Veniamín Kondratiev, ha dicho que los cuerpos de la mayoría de los pasajeros del Tu-154 podían estar dentro del fuselaje del avión, que permanece sumergido en el mar Negro, y que, por esta razón, no han sido encontrados todavía.
También ha asegurado que una de las posibles causas de que fueran recuperados tan solo 11 cuerpos es la corriente del mar que ha cambiado de dirección tres veces en un periodo de 24 horas.
El domingo, un avión militar ruso Túpolev Tu-154 se estrelló en el mar Negro siete minutos después de despegar del aeropuerto de la localidad rusa de Sochi, donde había hecho una parada para repostar antes de emprender viaje hacia la base de Hmeymim, en la provincia de Latakia, en Siria.
A bordo de la aeronave viajaban 92 personas, incluidos los más de 60 integrantes del coro Alexandrov del Ejército ruso que tenían previsto dar un concierto en Año Nuevo para los militares rusos destacados en Siria.
Hasta el momento, los servicios de rescate rusos han recuperado varios fragmentos de la aeronave a unos 1.700 metros de la costa de Sochi. "En la zona de la operación de búsqueda, a 1.700 metros de la costa en el eje de despegue de la aeronave, los buzos encontraron fragmentos del avión en el fondo", ha afirmado el Ministerio de Defensa ruso, en un comunicado.
El departamento que dirige Sergei Shoigú ha asegurado que, según los sónares, los restos del Tu-154 han quedado esparcidos en un radio de unos 500 metros.