Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ministerio ruso de Defensa critica al 'Charlie Hebdo' por publicar una viñeta sobre el accidente del Tu-154

El Ministerio de Defensa de Rusia ha criticado este miércoles al semanario satírico francés 'Charlie Hebdo' después de que éste publicara una viñeta bromeando con el accidente del avión Tu-154 en el que viajaba el coro militar Alexandrov, además de la activista humanitaria Elizaveta Glinka y nueve periodistas.
El portavoz del Ministerio, Igor Konashenkov, ha lamentado que si esta "obra" es representativa "de los verdaderos valores occidentales", los "propietarios y defensores" de la publicación "están destinados a la soledad en el futuro".
En un comunicado recogido por la agencia rusa de noticias Sputnik, Konashenkov ha asegurado que es sorprendente que los rusos, que cuando tuvo lugar el atentado contra el semanario en París que costó la vida a doce personas se enarbolaron en el lema 'Je suis Charlie', ahora se hayan quedado callados.
Konashenkov se ha referido a una viñeta en la que se ve un avión cayendo en picado y, junto a una de las ventanas, la imagen de uno de los coristas cantando "A-a-a-a-a-a-a-a". La viñeta lleva como titular la frase: "El repertorio del coro del Ejército rojo se amplía".
El pasado domingo, un Túpolev se estrelló en el mar Negro siete minutos después de despegar del aeropuerto ruso de Sochi, donde había hecho una parada para repostar antes de poner rumbo hacia la base militar de Hmeymim, en la provincia siria de Latakia.
A bordo iban ocho tripulantes y 84 pasajeros, incluidos los más de 60 integrantes del Alexandrov, que tenían previsto dar un concierto en Año Nuevo para los militares rusos destacados en Siria como parte de la misión de apoyo al régimen de Bashar al Assad.