Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de llamadas dan pistas sobre los verdaderos padres de María

María, la menor hallada en un campamento gitano griegocuatro.com

La policía griega ha recibido 5.000 llamadas y correos dando pistas sobre los verdaderos padres de María, la pequeña de cuatro años, encontrada durante una redada en un campamento gitano. Los investigadores creen que algunas pistas son muy fiables. La pequeña, en el hospital, está tranquila y juega con los juguetes como los demás niños.

La policía llevó a cabo una redada en un campamento de gitanos en Grecia para buscar armas y drogas y se encontró con la sorpresa. En una de las viviendas había una niña rubia que en nada se parecía a sus supuestos padres. Las pruebas de ADN ratificaron lo evidente: la niña no era hija de los que decían ser sus padres, ahora en prisión.
La policía ha mostrado la imagen de la pequeña María para hallar a sus verdaderos padres. Miles de llamadas y correos electrónicos de EEUU, Europa y Australia dicen saber quién es María y donde está su familia. Los investigadores han dicho que ya tienen algunas pistas fiables. Por sus rasgos, la pequeña podría ser de Europa del este o del norte de Europa.
La policía investiga si los supuestos padres pertenecen a una red de tráfico ilegal de niños. En prisión, tanto el padre como la madre están acusados del secuestro de la menor.
Los supuestos padres insisten en su inocencia. La mujer dijo nada más ser detenida que un extranjero que no podía mantener a su hoja se la dio en adopción a través de un intermediario.
La policía, sin embargo, ha hecho público que el presunto padre registró, en un plazo de tan sólo cinco meses, a cinco niños como propios, y luego a otros tres más. Eso sin contar que la mujer está inscrita con dos nombres distintos en dos localidades diferentes y entre las dos, tiene registrados a 14 niños.
Los investigadores griegos han pedido ayuda a Interpol y a los grupos internacionales de niños perdidos.