Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de israelíes se manifiestan contra su Gobierno por no poner fin a la guerra en Gaza

Miles de israelíes se manifiestan contra el Gobierno por no poner fin al disparo de cohetes desde GazaREUTERS

Alrededor de 10.000 israelíes se han manifestado en la capital del país, Tel Aviv, para protestar contra lo que consideran un fracaso de la ofensiva contra la Franja de Gaza a la hora de poner fin al disparo de cohetes contra territorio israelí.

Muchos de los manifestantes han sido trasladados en autobús desde las zonas cercanas al enclave palestino. Los participantes han expresado su preocupación por la posibilidad de que estallen nuevos enfrentamientos si no se alcanza un alto el fuego definitivo antes del fin de la tregua.
A pesar de que no ha habido críticas directas al primer ministro, Benjamin Netanyahu, durante la protesta, se trata de la mayor muestra de críticas públicas al Gobierno israelí desde el inicio de la ofensiva militar contra la Franja.
"Estamos cansados de promesas", ha dicho el alcalde de Sderot, Alon Davidi. "Tememos que los acuerdos lleven a un compromiso a nuestra costa, y nuestras vidas no son baratas, no estamos dispuestos a aceptar disparos diarios de cohetes desde Gaza", ha agregado.
"La situación ha de ser solucionada definitivamente. No podemos dejar que un grupo terrorista nos haga bailar al ritmo de su música. En un país adecuado, el Ejército protege a sus ciudadanos, y eso es lo que Israel ha de dejarles hacer", ha manifestado.
El pasado 8 de julio las fuerzas israelíes iniciaron una ofensiva aérea sobre la Franja de Gaza en respuesta al incremento del lanzamiento de cohetes palestinos. Desde entonces, 1.945 palestinos --cerca del 80 por ciento de ellos, civiles-- y 67 israelíes --64 militares y tres civiles-- han muerto.
Apenas han trascendido detalles de las conversaciones de El Cairo, pero las posiciones parecen inamovibles. Los palestinos reclaman el fin del bloqueo que Israel impuso sobre Gaza en 2007 --cuando Hamás se hizo con el control de la Franja--, una ampliación de las fronteras marítimas y de seguridad, la construcción de un puerto y la reapertura de un aeródromo.
Por su parte, el Gobierno de Benjamin Netanyahu solicita el cese de los disparos de cohetes desde la Franja, la desmilitarización completa de este territorio y que Al Fatá, la organización del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, administre la frontera de 12 kilómetros entre Gaza y Egipto.
Hamás podría terminar aceptando que la Autoridad Palestina administre la frontera con Egipto e Israel podría relajar las restricciones marítimas y terrestres, pero las dos partes ya han fijado donde están sus límites. La milicia palestina ha negado su desarme y el Ejecutivo israelí ve fuera de lugar discutir ahora la construcción de un puerto en el territorio costero.