Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de inmigrantes y refugiados adolescentes bloqueados en Grecia quieren continuar con sus estudios

Los miles de inmigrantes y refugiados de entre 15 y 24 años que se encuentran bloqueados en Grecia muestran un gran interés por aprender, seguir formándose y trabajar, según han denunciado en un informe conjunto las ONG Mercy Corps y el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés).
En el informe 'No nos olvides', las organizaciones han alertado de las necesidades y vulnerabilidades de unos 18.000 refugiados e inmigrantes adolescentes procedentes de al menos once países, los cuales presentan una gran diversidad en relación a su formación y su experiencia profesional.
"Nos aburre tener tanto tiempo libre. Me gustaría aprender otro idioma y ayudar a otros", ha indicado un joven. "Quiero participar aunque no me paguen. Sólo queremos ocupar nuestro tiempo con algo", ha añadido.
Las organizaciones han advertido de que el acceso a la educación en los países de origen de los refugiados se ha visto significativamente reducido principalmente debido al desplazamiento, los ataques militares a instituciones educativas, el reclutamiento forzoso de adolescentes y el aumento de los costes de educación.
Según el documento conjunto, la mayoría de los refugiados que se encuentran actualmente en Grecia han señalado entre los principales motivos de su desplazamiento la posibilidad de reanudar sus estudios y encontrar trabajo.
Los conflictos armados, los desastres naturales y la pobreza han provocado que más de un millón de personas se vieran forzadas en 2015 a abandonar sus lugares de origen, de los cuales un 33 por ciento son adolescentes.
"Normalmente soy una persona decidida, me muevo, aprendo rápido. Aquí mi cerebro está muerto, no está bien establecido. No puedo aprender nada. He acudido dos veces a clases de griego, pero mi mente no está aquí. Estoy bloqueada, estoy muerta", ha manifestado una joven eritrea que se encuentra ahora en la isla de Lesbos.
INCERTIDUMBRE
El estrés que sufren la mayoría de los adolescentes que llegan a Grecia impide que se concentren con facilidad a la hora de desempeñar cualquier tarea, según el informe, que alerta de las consecuencias de las experiencias traumáticas vividas por los jóvenes.
En relación con la necesidad de usar su tiempo de forma productiva, los jóvenes inmigrantes y refugiados han denunciado la escasez de servicios sanitarios y han alertado del aumento de la inseguridad y violencia contra las mujeres y los niños en el país.
"Estos jóvenes se encuentran entre las miles de personas que han arriesgado sus vidas para encontrar una vida mejor en Europa. Llevan meses viviendo en Grecia, la mayoría de las veces en condiciones terribles", ha aseverado el director del NRC en Grecia, Gianmaria Pinto.
"Los adolescentes, incapaces de acceder a la educación superior y víctimas de un clima político complejo, corren el peligro de ser marginados", ha añadido. Mercy Corps y el NRC han señalado que los adolescentes presentas diferentes preocupaciones de cara al futuro.
Aunque las mujeres cuentan a menudo con redes de apoyos, como la familia y la comunidad, los hombres se encuentran más aislados y no buscan apoyo entre ellos, según han informado las ONG, que han instado al Gobierno a facilitar la participación de los jóvenes en las comunidades de acogida.
"Es de vital importancia ofrecer apoyo a los jóvenes, especialmente en ese momento en que están experimentando una serie de cambios propios del paso de la niñez a la edad adulta", ha aseverado Alan Glasgow, que dirige la Respuesta para la Migración Europea de Mercy Corps.
Al menos 60.000 personas se encuentran ahora bloqueadas en Grecia debido a la firma del acuerdo de redistribución de refugiados entre la Unión Europea y Turquía. Desde entonces, miles de refugiados e inmigrantes se han enfrentado a situaciones precarias y a un gran número de dificultades a la hora de solicitar asilo.