Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas se congregan en Managua para celebrar el 38 aniversario de la Revolución Sandinista

Miles de personas se han reunido este miércoles en la capital de Nicaragua, Managua, para celebrar el 38º aniversario de la victoria de la Revolución Sandinista, que acabó con la dictadura somocista en el país centroamericano.
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, han estado al frente de la celebración. "¡Gracias Nicaragua! ¡Qué viva Nicaragua bendita, socialista, cristiana y siempre libre!", ha exclamado el dirigente durante el acto en conmemoración de la revolución que comenzó en 1979.
"No hay más alternativa que la integración y la unidad de América Latina y el Caribe ante los ataques imperiales", ha manifestado Ortega, según ha recogido la cadena de televisión TeleSur.
Por su parte, Murillo ha afirmado que se debe cuidar "la patria, la libertad y la democracia". "Compañeros, compañeras, en esta, nuestra Nicaragua de trabajo y paz, en esta Nicaragua libre, nos reunimos siempre para dar las gracias a Dios por todas sus bendiciones y celebrar lo que nos une como una gran familia", ha aseverado.
Murillo ha recordado a los grandes líderes revolucionarios de Latinoamérica. "Fidel estuvo presente en todos los tiempos y circunstancias de las revoluciones. Nuestro abrazo al presidente de Cuba, Raúl Castro, a Dalia y a toda su gloriosa familia", ha indicado.
"También a su pueblo heroico. A Chávez, comandante eterno. Te abrazamos", ha añadido.
Además, Murillo ha mandado un saludo al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y al "querido pueblo bolivariano". "Enviamos toda nuestra solidaridad militante, todo nuestro amor. Viva la paz, viva el amor, viva la revolución", ha exclamado.
La Revolución Sandinista, que tuvo lugar entre 1979 y 1990, acabó con el régimen de Anastasio Somoza Debayle, lo que puso fin a la dictadura de la familia Somoza, que fue sustituida por un Gobierno democrático.