Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bachelet promete "una nueva etapa" tras arrasar en las presidenciales

La candidata de Nueva Mayoría, Michelle Bachelet, se ha impuesto a la aspirante de la gobernante Alianza, Evelyn Matthei, por 25 puntos de diferencia, en la segunda vuelta de los comicios presidenciales que se han celebrado en Chile. Bachelet ha afirmado durante un acto celebrado después de que el Servicio Electoral anunciara su victoria que se abre "una nueva etapa en el país".

Bachelet ha conseguido el 62,26 por ciento de los votos (3.212.353), mientras que Matthei se ha adjudicado el 37,73 por ciento de las papeletas (1.946.515).
Se trata de los resultados del recuento de los 5.265.705 votos emitidos -5.158.868 válidos (97,97 por ciento), 76.640 nulos (1,45) y 30.197 en blanco (0,57)- en 38.485 de las 41.349 mesas electorales instaladas en todo el país.
Con una tendencia que parece ya irreversible, Bachelet, que ya gobernó el país sudamericano entre 2006 y 2010, volverá a La Moneda, con ambiciosas promesas electorales que cumplir, entre ellas una reforma constitucional.
"Abrimos una nueva etapa, y lo hacemos reconociendo la labor que a cada generación y a cada gobierno democrático le ha correspondido en el desarrollo de Chile", ha dicho. "Hemos hecho mucho, hemos construido un país del que podemos sentirnos orgullosos, con una economía sana, una democracia estable y una sociedad y una ciudadanía empoderada y consciente de sus derechos", ha agregado.
"Hoy debemos plantearnos un desafío más alto. Debemos marcarnos un nuevo destino, y yo estoy al servicio de ese destino", ha sostenido Bachelet durante el acto, que se ha celebrado en la Alameda, según ha informado el diario chileno 'El Mercurio'.
La presidenta electa ha expresado su agradecimiento a la población por respaldar su candidatura y su propuesta. "Gracias por hacerme parte de esta historia. Qué iluminada se ve nuestra patria, cuánta gente en la misma Alameda", ha apuntado. "Gracias por hacer que esta ciudadana como ustedes sea presidenta", ha añadido.
"Chile se ha mirado a sí mismo, ha mirado de frente su trayectoria, su pasado reciente, sus heridas, sus gestas, sus tareas pendientes. Y este Chile ha decidido que es el momento de iniciar transformaciones de fondo, con responsabilidad y con energía, con amplitud y voluntad de diálogo, con unidad y determinación", ha resaltado.
Asimismo, ha dejado entrever algunas de las líneas que seguirá su gestión al frente de la Presidencia, y entre ellas ha destacado la necesidad de construir "un sistema educativo público, gratuito y de calidad".
"Hoy ya nadie lo duda: el lucro no puede ser el motor de la educación, porque esta no es una mercancía y porque los sueños no son un bien de mercado. Es un derecho de todos y de todas", ha manifestado.
Asimismo, ha abogado por una nueva Constitución "nacida en democracia, que garantice que en el futuro la mayoría nunca más sea acallada por una minoría". "Están las condiciones sociales y políticas. Tenemos la fuerza ciudadana, las mayorías parlamentarias y en los consejos regionales, las condiciones políticas sociales, tenemos la voluntad y la unidad" para generar cambios en el país, ha apostillado.
"Es tiempo de ponernos en marcha, de terminar con la desigualdad, de cumplir ese sueño de todos. Es tiempo de construir más y mejor democracia", ha argumentado, antes de comprometerse a practicar "la buena política".
Por otra parte, ha hecho referencia al nivel de abstención registrado en la segunda vuelta de las presidenciales, y ha expresado su comprensión de que "muchos tienen frustración y siente que el Estado no les protege".  "Debemos hacer que esos chilenos y chilenas vuelvan a creer en la democracia y sus tareas, que crean en las instituciones", ha resaltado.
Palabras sobre su padre
Bachelet ha recordado asimismo la figura de su padre, Alberto Bachelet, asesinado tras el golpe de Estado de 1973, del que ha destacado "su valentía y su fe en la patria". "Él no ha dejado de acompañarme ni un solo día de mi vida, porque su integridad, su ejemplo, su valentía, su fe en la Patria me han hecho cada día ser la persona que soy", ha dicho.
La presidenta electa ha dado las gracias a su familia por su apoyo, y ha mostrado un especial agradecimiento a su madre, de quien ha dicho que "ha sido aliada y guía en la vocación social, en la disciplina y la responsabilidad".
"Mamá, no sabes lo agradecida que me siento de tenerte como referente y de que la gente de mi patria te valora y te quiere tanto como yo", ha agregado.
Reconocimiento a Matthei
Por otra parte, ha mostrado su agradecimiento a Matthei por visitarle y reconocer su triunfo. "Agradezco mucho su visita y el reconocimiento de nuestro triunfo. Más allá de nuestras diferencias, sé que compartimos el amor por Chile y las ganas de servir en el proyecto en el que creemos", ha puntualizado.
"Chile está honrando su historia y su vocación de pluralismo. Honra a quienes lucharon por recuperar nuestra democracia y a quienes dieron su vida por ello, a quienes aportaron por la libertad", ha argüido Bachelet.
 Poco antes de su discurso, Bachelet había hablado por teléfono con el mandatario saliente, Sebastián Piñera, quien le ha felicitado y le ha prometido una "actitud patriótica". "Quería felicitarle y admirarle, porque yo sé que una campaña de nueve meses es dura y difícil, pero ha tenido un gran triunfo, hoy día los chilenos se han expresado con claridad en una elección válida y transparente, que nos llena de orgullo", sostuvo Piñera.