Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Michelle Obama llama a los ciudadanos a trabajar duro por EEUU

La primera dama ha inaugurado la convención demócrata

El presidente Obama ha seguido desde Washington la convención demócrata de la que saldrá reforzado para hacer frente a una dificil relección en las próximas presidenciales. Hace unas horas, su esposa Michelle, fue la estrella de la jornada con un discurso en el que agradeció el sacrificio de millones de familias y llamó a los ciudadanos a trabajar duro por América.
Defender los logros conseguidos hasta ahora, pedir 4 años más para poder cumplir con sus promesas y recordar la última etapa de los republicanos con Bush al frente es la estrategia elegida por los demócratas para que sus votantes acudan en masa a las urnas. Una alta abstención no conviene a Barack Obama por la delicada situacion economica del país y algunas promesas incumplidas, como el no haber acabado con guantanamo.
Para el actual presidente de EEUU el voto hispano es clave y, de esta manera, la primera jornada de la convención demócrata ha comenzado al grito de "sí, se puede", en español, tras la intervención del alcalde de los angeles y ha terminado con el de San Antonio, el aclamado Julian Castro, que ha dado paso a la intervención más esperada: la de Michelle Obama.
La primera dama ha querido marcar distancias hablando de su dificil infancia, ha dado detalles como el de que Barack Obama iba a recogerla en sus primeras citas en un coche en el que se veía la acera a través del asiento del copiloto, ha buscado el contraste, el Estados Unidos que vive la gente de a pie, con el país en el que ha crecido el aspirante republicano  Mitt Romney.
Y ha terminado arrancando las lágrimas de muchos, en especial del publico femenino al hablar de su papel de "madre en jefe", de la necesidad de apoyar al hombre capaz de mover el pais hacia delante por el futuro de sus hijas.