Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juicio al médico de Michael Jackson, visto para sentencia

El médico Conrad Murray podría ser declarado responsable de la muerte del artista

El caso del médico de Michael Jackson ha quedado visto para sentencia. La última palabra la tiene el jurado después de escuchar los argumentos finales sobre quién es responsable de la muerte del cantante: el cantante que ansiaba dormir a cualquier precio o el médico que le dio los medicamentos que lo mataron.
En las últimas declaraciones presentadas en un juzgado completamente lleno, el abogado defensor trató de presentar a Conrad Murray como una víctima de Jackson porque considera  que nunca habría sido acusado de homicidio involuntario si su paciente fuera otra persona.
"Quieren acusar al doctor Murray por las acciones de Michael Jackson", ha indicado el abogado Ed Chernoff. "Este no es un reality, es la realidad".
El fiscal David Walgren presentó a Murray como un mentiroso oportunista codicioso que puso sus intereses materiales por encima de Jackson.
"Murray puede ser responsabilizado de la muerte de Michael Jackson", comunicó a los integrantes del jurado. "No porque se tratara de Michael Jackson, sino porque Conrad Murray es culpable de negligencia criminal".
El juez de la corte superior Michael Pastor entregó el caso a los jurados después de un día entero de argumentaciones y les indicó que deben comenzar a deliberar este viernes.
De resultar culpable Murray recibiría una sentencia máxima de cuatro años en prisión, pero seguramente no pasará tanto tiempo tras las rejas por la sobrepoblación en las cárceles.
Walgren ridiculizó la teoría de la defensa sobre que Jackson se había inyectado la dosis fatal del anestésico y se pronunció en contra del testimonio del experto de la defensa Paul White quien culpó al cantante de su propia muerte. "Lo que les presentó el doctor White fue ciencia basura, una ciencia inútil", dijo Walgren.
Chernoff indicó por su parte que el doctor Steven Shafer, un experto en propofol que testificó que la evidencia mostraba que Murray mató a Jackson, sobrepasó sus funciones como científico al convertirse en un defensor de la sentencia a Murray.
Walgren también presentó imágenes de los hijos de Jackson invadidos por el dolor y le dijo a los jurados que Murray es responsable de haber dejado sin padre a los pequeños del cantante.
Ante la madre de Jackson y sus hermanos, quienes estuvieron en el juzgado, Walgren mostró una fotografía del cantante en su último ensayo y después otra foto de los hijos de Jackson — Prince, Paris y Blanket — en el funeral de su padre.
Walgren cree que el Rey del Pop los tuvo en mente en sus días finales y que ellos eran la fuerza detrás de la serie de conciertos que iba a marcar su regreso a los escenarios.
"Para los hijos de Michael, este caso seguirá por siempre porque no tienen un padre", dijo Walgren. "No tienen un padre debido a las acciones de Conrad Murray".
Walgren también le recordó a los jurados cómo la hija de Jackson, Paris, encontró a Murray tratando frenéticamente de revivir a su padre mientras ella gritaba "¡Papi!"
El fiscal exhortó a los jurados a declarar a Murray culpable de homicidio involuntario por la muerte de Jackson el 25 de junio del 2009. En repetidas ocasiones calificó como extraño el tratamiento que Murray le dio a Jackson y dijo que no había precedentes de un cardiólogo administrando un poderoso anestésico para ayudar a un paciente a dormir.
Aun así, Jackson confió en él y eso con el tiempo le costó la vida, señaló Walgren.
El fiscal citó las evidencias que muestran que Murray no llamó al número de emergencias 911 después de darse cuenta que Jackson no reaccionaba. En cambio, dijo, el médico llamó al asistente personal del músico, una decisión que calificó como una de las acciones extrañas del médico el día de la muerte del cantante.
Walgren dijo que Murray pudo haber retrasado la llamada para esconder el equipo médico y las botellas que podrían incriminarlo.  Incluso después de que los paramédicos llegaron el doctor no les dijo nada sobre el propofol por "culpabilidad".
El fiscal agregó que como Jackson y Murray eran los únicos presentes en la habitación del cantante el día que murió el astro habrá cosas que nunca se sabrán sobre su muerte. Pero agregó que está caro que Murray es incompetente. "La gente no podrá demostrar exactamente lo que ocurrió detrás de esas puertas", dijo. "Michael Jackson podría darnos respuestas pero está muerto".