Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

México deportará al supuesto responsable del ataque contra un vicecónsul de EEUU en Guadalajara

El Gobierno de México ha confirmado este domingo que expulsará del país al supuesto responsable de tirotear a un vicecónsul de Estados Unidos en Guadalajara, Jalisco, que resultó herido en el ataque.
En un comunicado, el Ministerio de Exteriores y la Procuraduría General de la República (PGR) han afirmado que el hombre, que ha sido detenido, "será expulsado y repatriado a Estados Unidos, donde se determinará su situación jurídica".
"Desde que ocurrió este lamentable incidente, ambas dependencias han dado puntual seguimiento y atención al mismo, en coordinación con autoridades locales y federales, así como mantenido una permanente comunicación con los representantes diplomáticos y consulares de Estados Unidos", han agregado.
Así, han recalcado que "las autoridades del Gobierno de México, en colaboración con las estadounidenses, continuarán realizando las indagatorias correspondientes a fin esclarecer las circunstancias en las que el representante consular norteamericano resultó lesionado".
"Con acciones como esta, el gobierno de México en sus distintos niveles, hace patente su compromiso de garantizar la seguridad de sus ciudadanos, así como de los extranjeros, particularmente aquellos que cumplen con una misión diplomática o consular en nuestro país", han remachado.
El incidente ocurrió en la tarde del viernes, cuando el agente estadounidense fue tiroteado a la salida de un aparcamiento. El sospechoso llevaba uniforme de enfermero, peluca y gafas de sol, según el vídeo de la agresión, difundido por el propio Consulado estadounidense.
En los últimos años se han producido diversos ataques contra funcionarios estadounidenses. En 2010 una funcionaria del consulado estadounidense en Ciudad Juárez, su esposo y el marido de otra empleada consular fueron asesinados en dos ataques simultáneos. El jefe de una pandilla fue acusado de planear el ataque y fue extraditado a Estados Unidos, donde se le condenó a cadena perpetua.
En 2011 un agente del Servicio de Inmigración y Aduanas estadounidense murió tras ser atacado en una carretera de San Luis Potosí (norte).
En 2012 dos agentes que, según medios, serían de la agencia de inteligencia estadounidense (CIA) y que impartían cursos a militares mexicanos, fueron heridos en una persecución en el estado de Morelos (centro) por 14 policías federales, que fueron detenidos y procesados por uso excesivo de la fuerza en un caso que las autoridades describieron como "un lamentable error".
En 1985 un agente de la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos, Enrique Kiki Camarena, fue brutalmente asesinado, lo que desató una importante crisis diplomática entre ambos países.