Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

México celebra elecciones tras la campaña electoral más violenta de su historia

En Huajuapan de León, en el estado mexicano de Oaxaca, miles de profesores están llamados por su sindicato, uno de los más combativos del país, a boicotear las elecciones en el que se eligen 9 gobernadores y cientos de alcaldes y diputados; y en las que están llamados a votar 83 millones de mexicanos. El gobierno ha movilizado a más de 40 mil agentes, entre policía, soldados y marines, para proteger la jornada de “elecciones intermedias”.

Los manifestantes están hartos de la corrupción, la violencia y el narcotráfico, que desde 2007 han acabado con la vida de más de cien mil personas en todo el país. México vota tras la campaña electoral más violenta que se recuerda. Al boicot de los maestros hay que sumar el asesinato de algunos candidatos. La jornada es también examen a la gestión del presidente Peña Nieto, para lograr un “México en Paz”, la promesa con la que consiguió que su partido volviera al poder tras 12 años en la oposición.