Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

México entrega a Ban Ki Moon la ratificación del Acuerdo del Clima de París

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha entregado este miércoles la ratificación del Acuerdo del Clima sellado en París el pasado mes de diciembre, sumándose a los 60 países que han ratificado hasta el momento el tratado internacional.
En una ceremonia celebrada en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, Peña Nieto ha hecho entrega de la ratificación al secretario general de la organización, Ban Ki Moon, después de que éste fuera aprobado por el Congreso nacional.
En su discurso, Peña Nieto ha señalado que este paso es una muestra del compromiso de México con la lucha contra el cambio climático, y ha recordado que en el país ya se están tomando medidas para "la pronta y efectiva" puesta en marcha del acuerdo.
En total, han sido 31 los países que este miércoles han entregado sus instrumentos de ratificación a la Asamblea General de la ONU, elevando a un total de 60 el número de naciones que ya han ratificado el importante acuerdo.
Los países que se han sumado hasta ahora representan más del 47 por ciento de los estados más contaminantes. Con este acto México, entre los diez países con mayor número de emisiones de gases de efecto invernadero, sigue los pasos de los dos mayores emisores, Estados Unidos y China, que sumaron sus ratificaciones a principios de mes.
Si bien se acerca al porcentaje necesario para que el acuerdo entre en vigor, aún faltan países por ratificar un acuerdo que busca reducir los gases de efecto invernadero y mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los dos grados Celsius.
Para que el Acuerdo de París entre en vigor, deben ratificarlo al menos 55 estados que sumen el 55 por ciento de las emisiones globales. Antes que China y Estados Unidos, ya lo habían confirmado otras 23 naciones, que representaban tan solo un 1,08 por ciento.