Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merkel "preocupada" por la entrada de su convoy humanitario en Ucrania

convoycuatro.com

La canciller alemana, Angela Merkel, ha trasladado al presidente ruso, Vladimir Putin, su "profunda preocupación" por la entrada en Ucrania del convoy humanitario enviado por el Kremlin sin el consentimiento de las autoridades de Kiev.

Merkel ha llamado por teléfono este viernes a Putin y al presidente ucraniano, Petro Poroshenko, para abordar "la situación en Ucrania, en particular, la situación en torno al convoy de ayuda de Rusia", según ha informado el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, en un comunicado.
La líder europea "ha expresado su profunda preocupación por el hecho de que el convoy haya cruzado la frontera sin el consentimiento de Ucrania y sin estar acompañado por el Comité Internacional de Cruz Roja (CICR)", provocando otra escalada de tensión.
En cambio, ha elogiado "la reacción prudente" de Ucrania, ya que, a pesar de que los camiones rusos han entrado en su territorio sin autorización, ha decidido no impedírselo para evitar "provocaciones" mayores.
Por oro lado, Merkel ha instado a las partes "a llegar rápidamente a un acuerdo sobre el alto el fuego y la seguridad fronteriza". "En este sentido, el Grupo de Contacto de los representantes de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), además de Ucrania y Rusia, jugarán un papel importante", ha destacado.
Convoy ruso
Rusia envió el pasado 12 de agosto un convoy de 270 camiones con unas 2.000 toneladas de ayuda humanitaria, sobre todo alimentos, para la población del este de Ucrania, afectada por los combates entre los separatistas prorrusos y las fuerzas del Gobierno de Kiev.
Desde entonces, las autoridades rusas y ucranianas negocian una fórmula para permitir que la ayuda humanitaria llegue a los civiles, sin que para ello sea necesario que personal ruso entre en territorio ucraniano.
Sin embargo, este viernes 145 camiones rusos han cruzado la frontera. Ucrania ha explicado que lo ha permitido para evitar un incidente mayor, aunque ha subrayado que se trata de "una flagrante violación de los principios básicos de las leyes internacionales".
Purin, por su parte, ha justificado el envío del convoy humanitario porque, según ha dicho, porque un nuevo retraso a consecuencia de las negativas de Kiev sería "inaceptable", advirtiendo de la "catástrofe humanitaria" a la que se enfrentan las regiones del este de Ucrania.