Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merkel defiende que no hay "solución militar" a la crisis con Corea del Norte

Merkel defiende que no hay "solución militar" a la crisis con Corea del NorteREUTERS
La canciller alemana, Angela Merkel, ha considerado este viernes que no hay "solución militar" a la actual escalada de tensión con Corea del Norte, en respuesta a la amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reavivar la guerra coreana, en letargo durante más de 60 años.
"La escalada dialéctica es la respuesta errónea", ha dicho Merkel interrogada por la prensa, a la vuelta de sus vacaciones de verano, sobre el cruce de declaraciones entre el régimen de Kim Jong Un y Trump, que ha puesto en alerta a toda la región.
"Tampoco veo una solución militar", ha añadido la líder europea, al tiempo que ha subrayado la urgencia de fortalecer la cooperación entre los países implicados --"especialmente Estados Unidos y China", como principales aliados de Seúl y Pyongyang, respectivamente-- para encontrar una salida negociada.
Corea del Norte ha lanzado en las últimas semanas dos misiles intercontinentales, con capacidad para alcanzar suelo estadounidense. En respuesta, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha aprobado nuevas sanciones contra Corea del Norte que golpearán a su ya maltrecha economía.
Pese a la nueva tanda de medidas punitivas, Pyongyang mantiene el órdago y ha llegado a amenazar con atacar el territorio estadounidense de la isla de Guam, en el océano Pacífico. Incluso ha precisado que estaría listo para actuar a mediados de agosto.
El presidente de Estados Unidos ha advertido al régimen de Kim Jong Un de que responderá con "furia y fuego" a cualquier acción norcoreana y, en este sentido, ha recordado que el arsenal nuclear de la potencia norteamericana "es más fuerte que nunca".