Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merkel dice a los líderes del G20 que el acuerdo es posible con voluntad de compromiso pero sin "doblegarse"

La canciller alemana, Angela Merkel, ha pedido este viernes a los socios del G20 "voluntad de compromiso" para lograr acuerdos en los grandes retos que afronta la comunidad internacional, como el terrorismo, el cambio climático y las relaciones comerciales, si bien ha advertido que esas concesiones no implican que deban "doblegarse".
"Los desafíos son grandes y sabemos que el tiempo apremia, por ello solo podremos encontrar soluciones si hay voluntad de compromiso y avanzamos hacia posiciones de otros sin tener que doblegarnos", ha asegurado Merkel, en la apertura formal de la cumbre del G20 que se celebra en Hamburgo (Alemania), a la que también asiste España como país invitado permanente y otros Estados y organizaciones internacionales.
"Hay diferencias y se les puede poner nombre", ha continuado, sin ahondar en las diferencias que amenazan la unidad de los líderes en una cumbre llamada a reforzar la cooperación multilateral, pese a las tensiones con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en cuestiones como el clima y el libre comercio.
Merkel ha usado la imagen del logo de la cumbre, un nudo marinero, para visualizar la importancia del consenso en la escena internacional y ha advertido a sus socios de que el G20, como el nudo, puede verse reforzado "cuanto más se tira en ambos lados".
La declaración final que adoptarán los líderes este sábado y que debe recoger la posición de este foro en las grandes políticas sigue abierto y los negociadores "tendrán que trasnochar" para cerrar el texto, según ha bromeado la canciller.
En cualquier caso, Merkel ha recordado a los líderes presentes en la sala el peso de las economías industrializadas y emergentes que suman en el G20 y avisado de que hay "millones de personas" que esperan con atención y "miedos" ver cuál es la senda que toma el G20.
"Ese debería ser el espíritu que nos anime", ha remachado, para mostrarse después "convencida" de que todos los participantes tienen voluntad de avanzar.