Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenada a muerte por convertirse al cristianismo es finalmente liberada

Después de estar 4 meses en la cárcel y condenada a muerte, finalmente ha sido liberada. Es Meriam Ibrahim. De religión musulmana, fue condenada a muerte en Sudán el pasado febrero por convertirse al cristianismo y casarse con un cristiano. El tribunal alegaba que ella tenía que ser musulmana porque su padre también lo era. Acusada de apostasía, fue detenida en pleno embarazo y, según cuenta su esposo, bajo condiciones aberrantes. El matrimonio fue declarado inválido y acabó acusada de adulterio. Se le dieron 3 días para renunciar a la religión cristiana. Pero se negó y fue sentenciada a recibir latigazos y a morir ahorcada. Pero la Constitución sudanesa prevé la libertad de culto, y gracias a la actuación de la Comisión de derechos humanos, ahora es libre.