Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Melania advierte a Trump de que su mano no está donde debe

Donald Trump ha hecho un paréntesis para celebrar la Pascua, una de las fiestas más esperadas por los niños. Muchos han sido invitados a buscar los famosos huevos de Pascua en los jardines de la residencia presidencial, una antigua ceremonia en la que no ha faltado la polémica cuando ha sonado el himno. Melania le ha tenido que indicar al presidente que su mano no estaba donde debería. La familia presidencial nos ha sorprendido con una estampa a la que no nos tienen acostumbrado: hemos visto a Trump, algo despistado y rodeado de niños. Algunos medios ya apuntan al por qué y es que la noche anterior la familia dio una fiesta privada, exclusiva y cerrada a la prensa.