Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

McMaster sugiere que Trump podría decidir el futuro de EEUU en Afganistán en la cumbre de la OTAN

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, el general H.R. McMaster, ha asegurado este viernes que el presidente, Donald Trump, todavía no ha tomado ninguna decisión sobre si Washington enviará más soldados a Afganistán, como han propuesto varios asesores, y que podría decidir el futuro de la implicación del país en la guerra contra los talibán en la próxima cumbre de la OTAN, que se celebra los días 24 y 25 de mayo.
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ya anunció esta semana que la alianza ha recibido "una petición" de las autoridades militares para "aumentar la presencia militar en Afganistán con varios miles de soldados".
En rueda de prensa, McMaster ha asegurado que Trump aún no ha decidido nada. "Lo que hemos hecho, como se ha hecho en otras ocasiones con el problema de Corea del Norte, por ejemplo, es que hemos consultado extensamente a nuestro Gobierno y a los aliados", ha indicado.
"El presidente quiere escuchar algo de los aliados también. Este es un presidente que escucha a sus socios y aliados", ha señalado. "Y tendrá la oportunidad de hacerlo en la cumbre de la OTAN", ha agregado, indicando que también podrá hacerlo durante la cumbre del G-7 --prevista para los días siguientes, 26 y 27 de mayo, en Taormina, en la isla italiana de Sicilia--.
"Así, al final de las próximas semanas, habrá una oportunidad para una estrategia mucho más efectiva para el problema en Afganistán, en Pakistán y en toda la región", ha concluido.
Asesores militares y políticos del presidente han propuesto al mandatario una mayor implicación en la guerra contra los talibán, según 'The Washington Post'.
El plan, que aún necesita la aprobación de Trump, reclama un aumento del papel militar de Washington en el país centroasiático para intentar llevar a los insurgentes a la mesa de negociaciones, en un momento en el que han aumentado sus operaciones.
Stoltenberg, por su parte, ha dejado claro que no se volverá a "una operación de combate en Afganistán", recordando que esta finalizó a finales de 2014, y que la misión de la OTAN, que actualmente cuenta con unos 13.000 efectivos, "seguirá siendo una operación para entrenar, asistir y asesorar" a las fuerzas afganas.