Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Policía y FBI investigan cómo Aroon Alexis vulneró la seguridad del cuartel de la armada

En Estados Unidos, la policía y el FBI siguen recabando datos del hombre que asesinó este lunes a tiros a doce personas en la sede de la amada en Washington, antes de ser abatido. Aroon Alexis de 34 años había sido reservista y electricista al servicio de la armada y aunque fue expulsado por su conducta, estaba de nuevo trabajando para ellos  como informático. La gran pregunta, además de qué le llevó a cometer esa matanza,  es cómo pudo un personal subcontratado entrar con un arma automática en el cuartel de la marina de los Estados  Unidos. Su acción ha vuelto a reavivar el debate sobre el uso de armas en el país