Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Watertown, una ciudad en estado de guerra

Las autoridades han ordenado el cierre de todos los servicios de transportes de la Bahía de Massachusetts para facilitar la persecución policial en la localidad de Watertown contra uno de los dos sospechosos del tiroteo contra el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y del atentado del pasado lunes contra el Maratón de Boston.

MDSPGL20130419_0010
El cierre de los transportes había sido solicitado por la Policía, según ha informado el responsable de prensa de la Autoridad de Transportes de la Bahía de Massachusetts (AMBTA), Joe Pesaturo, citado por los medios estadounidenses. La medida afecta a los autobuses, metro, ferrocarriles y ferrys en toda la zona de Boston.
Asimismo, la MIT ha suspendido sus actividades y la Universidad de Harvard ha anunciado en su página de Internet el cierre de sus instalaciones por motivos de "seguridad pública". La Policía de Boston ha suspendido cualquier actividad comercial en la ciudad de Watertown y ha ordenado que sus empleados permanezcan en sus casas.
Uno de los sospechosos del tiroteo contra el MIT y del atentado del pasado lunes contra el Maratón de Boston ha fallecido este viernes a causa de las heridas sufridas durante la persecución policial en localidad de Watertown, a 16 kilómetros de Boston, según ha informado la Fiscalía de Distrito. El otro sospechoso sigue huido y se ha lanzado una operación, casa por casa, en 20 bloques de viviendas de Watertown para capturarlo.
Tras el tiroteo en el MIT, según la Fiscalía, en el que murió un agente, los dos hombres robaron un automóvil a punta de pistola, abandonaron ileso a su conductor y se lanzaron a la fuga. Según el comisario jefe de la Policía de Boston, Edward Davis, los dos sospechosos lanzaron varios explosivos contra los agentes desde su vehículo durante la persecución en las calles Watertown.
Durante el intercambio de disparos, uno de los dos resultó gravemente herido y falleció posteriormente el hospital. Según fuentes médicas del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Boston, su cuerpo presentaba múltiples heridas de bala e incluso posibles heridas por explosivos. El hombre fue ingresado con un paro cardíaco y las autoridades sospechan que tenía explosivos adheridos a su cuerpo, según la CNN.
El segundo sospechoso "pudo escapar del automóvil", ha declarado el superintendente de la Policía del estado de Massachusetts, el coronel Timothy Alben, en rueda de prensa. Este segundo hombre, según ha declarado Edward Davis a través de Twitter, "parece ser un terrorista" que "ha venido hasta aquí para matar a gente" y al que "hay que detener".
Asimismo, el comisario jefe de Boston ha precisado que el aspecto del prófugo coincide con el del joven que aparece con una gorra blanca en las imágenes difundidas ayer jueves por la Policía Federal estadounidense (FBI) --extraídas de un vídeo de 30 segundos grabado por las cámaras de seguridad-- en las que aparecen los dos supuestos autores del atentado de Boston, que causó tres muertos.