Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Masaje con pitones, lo último en Filipinas

La masajista jefa de este zoo de un zoo de Filipinas es una pitón. Sus 250 kilos se enredan en el cuerpo de los atrevidos clientes y ejercen una agradable presión por todas sus articulaciones. Un masaje de 15 minutos sin escapatoria, incluso cuando las lenguas de las serpientes cosquillean por la piel de los clientes. Pero tranquilos, antes del masaje las serpientes comen una media de 10 pollos. Ya saben que las pitones engullen enteras a sus presas.