Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cada una de las víctimas de la masacre de Connecticut recibió entre tres y once balas

Adam Lanza.cuatro.com

El forense ha dado una rueda de prensa para informar de que todos los cuerpos de la masacre de la escuela infantil de Connecticut recibieron entre tres y 11 balas de rifle, lo que significa que el asesino, Adam Lanza, disparó indiscriminadamente contra las 26 personas que mató en la escuela Sandy Hook. Los cuerpos estaban tan acribillados que a los padres en la identificación sólo les mostraron fotos de las caras. La Policía que investiga la matanza ha descubierto "muy buenas pruebas" que explicarían los motivos del atacante. En la masacre murieron 20 niños y seis adultos, además del agresor, un joven de 20 años que se suicidó y su madre, a la que mató en su casa.

El director de la Oficina Forense del estado de Connecticut, H. Wayne Carver, quien ha realizado personalmente siete de las autopsias, ha explicado que entre los fallecidos hay doce niñas, ocho niños, todos ellos de entre seis y siete años, y seis mujeres adultas.
Carver ha indicado que los cadáveres tienen entre tres y once impactos de bala cada uno. Además, ha destacado que los niños llevaban ropas con "motivos infantiles".
La totalidad de los 26 fallecidos en la escuela han sido clasificados como homicidios, ha explicado Carver, quien ha revelado que el atacante utilizó como arma principal un fusil de asalto.
La investigación policial
"Las investigaciones que hemos desarrollado en los escenarios del crimen (...) han producido muy buenas pruebas en esta investigación que sugieren que nuestros detectives van a poder utilizarlas, esperamos, para rehacer lo ocurrido de forma completa y saber cómo y, lo más importante, por qué, ha ocurrido esto", ha señalado un portavoz de la Policía del Estado de Connecticut, el teniente Paul Vance, en rueda de prensa.
Vance no ha querido dar más detalles de lo que han averiguado, pero sí ha revelado que el asaltante entró por la fuerza en el colegio Sandy Hook -con alumnos de entre 5 y 10 años- a pesar de que no le habían permitido el paso.
Por otra parte, la Policía ha informado en un comunicado que la mujer hallada en el segundo escenario del crimen era una familiar del atacante, identificado por fuentes policiales como Adam Lanza. En concreto, los medios de comunicación estadounidenses aseguran que se trata de su madre, Nancy Lanza. La mujer era coleccionista de armas y al parecer poseía dos pistolas, una Sig Sauer y una Glock, y un fusil Bushmaster M4 de 223 milímetros.
El atacante habría utilizado alguna de estas armas para acabar con sus víctimas. Las labores de investigación han continuado durante la noche, lo que ha permitido que esta mañana se hayan trasladado ya todos los cuerpos al instituto forense estatal para realizar sus autopsias. Sin embargo, todavía no se han difundido los nombres de los fallecidos.
Se da la paradoja de que Newtown, el lugar donde ha ocurrido la tragedia, logró situarse en el quinto puesto de la clasificación de las ciudades más seguras de Estados Unidos elaborada por la página web NeighborhoodScout.com, que utiliza para este estudio las estadísticas de crímenes de 2011.