Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marine Le Pen, como su padre, indigna a Francia al hablar del Holocausto

Marine Le Pen, como su padre, indigna a Francia al hablar del HolocaustoReuters

La candidata presidencial del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, ha negado la responsabilidad de Francia en la detención masiva de judíos en París durante la ocupación nazi, resucitando así la polémica que originó su padre, Jean-Marie, por decir que las cámaras de gas fueron solo un "detalle" de la Segunda Guerra Mundial.

"Creo que Francia no es responsable por el Velódromo de Invierno", ha dicho Marine Le Pen en una entrevista concedida a varios medios de comunicación. "Creo que, en general, si hay alguien responsable son aquellos que estuvieron en el poder en ese momento", ha sostenido la líder ultraderechista.
Le Pen se ha referido al episodio del 16 de julio de 1942, cuando las autoridades nazis de París ordenaron llevar a cabo redadas masivas en las que fueron detenidos cerca de 13.000 judíos que fueron recluidos en esta instalación deportiva a la espera de ser trasladados al campo de exterminio de Auschwitz.
La aspirante al Palacio del Elíseo ha aprovechado además para criticar que se haya educado a los niños franceses pensando que está bien cuestionar al Estado francés, "para ver solo los aspectos históricos más oscuros". "Yo quiero que estén orgullosos de ser franceses", ha indicado.
Estas declaraciones ya han tenido su eco en la campaña electoral de cara a la primera vuelta de las presidenciales francesas, que se celebrará el 23 de abril, y en la que Le Pen conseguiría el pase a segunda vuelta como ganadora para medirse con el candidato independiente Emmanuel Macron.
El régimen de Vichy es aún una cuestión sensible en Francia, que deportó a unos 76.000 judíos durante el dominio nazi. En 1995 el entonces presidentes, Jacques Chirac, reconoció la responsabilidad del Estado francés por hechos hechos. En 2012, el actual mandatario, François Hollande, ratificó que "fue un crimen cometido en Francia y por Francia".
"Alguna gente ha olvidado que Marine Le Pen es la hija de Jean-Marie Le Pen. Ellos no han cambiado y no debemos ser indulgentes o minimizar lo que el Frente Nacional es hoy en día en nuestro país", ha dicho Macron en declaraciones a BFMTV.
Sacha Ghozlan, presidente del Sindicato de Estudiantes Judíos de Francia, ha acusado a Le Pen de alentar el "revisionismo" histórico y ha llamado a los franceses a movilizarse para "evitar que mancille una vez más el honor de Francia y la mempria de las víctimas del régimen de Vichy".
"Esto contradice la verdad histórica expresada por los presidentes franceses, que han reconocido la responsabilidad de su país en el fatal destino de los judíos franceses que perecieron en el Holocausto, ha dicho, por su parte, el Ministerio de Exteriores de Israel.
El último sondeo publicado este lunes por Opinion Way sitúa a Le Pen con un 24 por ciento de los votos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales el 23 de abril, un punto menos, mientras que su principal rival, el independiente Emmanuel Macron, se queda en el 23 por ciento. De cara a la segunda vuelta del 7 de mayo, Macron se impondría con el 62 por ciento, frente al 38 por ciento de la ultraderechista.