Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marine Le Pen, imputada por el supuesto desvío de fondos de la Eurocámara

Marine Le Pen y Emmanuel Macron luchan por la presidenciaReuters

La líder del Frente Nacional francés, Marine Le Pen, ha sido imputada en el marco de las investigaciones abiertas por el supuesto desvío de fondos públicos del Parlamento Europeo para pagar a empleados del partido, según fuentes judiciales citadas por medios galos.

Le Pen ha comparecido ante el juez Renaud Van Ruymbeke y ha rehusado responder a las preguntas planteadas. La dirigente ultraderechista, que ha salido de la cita imputada por abuso de confianza y complicidad en abuso de confianza, se ha limitado a entregar una declaración escrita.
El juez sospecha de los sueldos cobrados por Catherine Griset, jefa de gabinete de Le Pen, y el guardaespaldas Thierry Légier, contratados a cuenta de la Eurocámara a pesar de que realizaban funciones puramente de partido. Los hechos en cuestión se remontan al periodo entre 2014 y 2016.
Según las cifras reveladas por el Parlamento Europeo, el dinero desviado por el Frente Nacional asciende a casi cinco millones de euros, si bien Le Pen ha negado cualquier irregularidad y ha denunciado que el caso esconde un trasfondo político. La institución le ha llegado a embargar parte el sueldo como eurodiputada.
Le Pen ya no forma parte de la Eurocámara y, en cambio, ahora ocupa por primera vez un escaño en la Asamblea Nacional, después de haberlo obtenido en las recientes elecciones parlamentarias.
La líder del Frente Nacional también tiene pendiente investigaciones por la financiación de antiguas campañas electorales y por difundir en redes sociales imágenes de la violencia del grupo terrorista Estado Islámico.