Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Multitudinarias Marchas de las Mujeres, que ya se conocen como la 'otra inauguración'

Ann tiene cien años y sigue combatiendo por los derechos de las mujeres. En toda su vida, nunca había visto que Washington viviera dos momentos tan históricos en dos días. El viernes, Trump inaugura la era de una América grande, y 24 horas después, se organiza una multitudinaria contra inauguración, un movimiento civil que Madonna bautizó como la ‘revolución del amor’.  El mensaje lo resume la actriz Scarlett Johanson:"Yo no te voté, Donald Trump, pero respeto que seas nuestro presidente, quiero apoyarte, pero quiero que me apoyes a mí, a mi hermana, a mi madre, a mis amigas, a todas las mujeres". Cientos de miles de mujeres, y hombres, defienden el país que describen en sus pancartas: una América que piense/ que quiera/ que sea tolerante. Un país libre, inclusivo, igualitario. Un país del que las abuelas estén orgullosas. Medio millón de personas se manifestaron en Washington, 400.000 en Nueya York, 175.000 en Boston. Las marchas recuerdan a otras manifestaciones multitudinarias por los derechos de las mujeres. La primera fue en 1913 para pedir el voto. Cien años después la lucha sigue, aunque con una diferencia. La marcha del sábado  no la convocó ninguna organización, sino una abogada desconocida de Hawai. Lo publicó en Facebook, se hizo viral y recibió el impulso de artistas como Alicia Keys. La bola siguió creciendo, se creó un símbolo, el gorro fucsia, y la iniciativa anónima se convirtió en la primera marcha feminista global. La idea la simbolizó el director de cine Michael Moore con este gesto: rompe el periódico que anuncia que Trump es presidente.