Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marcha en Moscú en protesta por la muerte de Boris Nemtsov

Marcha en Moscú en protesta por la muerte de Boris NemtsovREUTERS

La oposición rusa sale a las calles de Moscú para realizar una protesta por la muerte del activista y ex vice primer ministro Boris Nemtsov, en una marcha supervisada por miembros del Consejo Presidencial para el Desarrollo de la Sociedad Civil y los Derechos Humanos.

Antes del asesinato de Nemtsov, estaba previsto que la oposición se manifestase en contra del posicionamiento de Rusia en el conflicto ucraniano, pero tras su violenta muerte, han decidido cambiar el objetivo de la marcha por un acto de homenaje al opositor.
La manifestación ha comenzado en el centro de Moscú a las 14.00 horas local -12 horas española-, desde donde se dirige a la zona en la que Nemtsov fue tiroteado, cerca del Kremlin, donde finalizará la protesta, según la BBC.
Las autoridades de la ciudad habían aprobado con anterioridad una manifestación para unas 50.000 personas, aunque la muerte de Nemtsov ha hecho que los organizadores aseguren que van a salir a las calles muchas más personas para condenar lo ocurrido.
SUPERVISIÓN DE LA MARCHA
A la manifestación han acudido al menos seis miembros del Consejo Presidencial para el Desarrollo de la Sociedad Civil y los Derechos Humanos, un órgano encargado de la supervisión de la situación de las libertades sociales y políticas en el país y que tiene como objetivo supervisar el desarrollo de la marcha.
La muerte de Nemtsov, que recibió cuatro tiros por la espalda cuando paseaba con una amiga por el centro de Moscú, ha sido criticada tanto por el Gobierno ruso como por la comunidad internacional, que ha pedido la investigación de los hechos y que se lleve a los responsables ante la justicia.
Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, se ha comprometido a hacer todo lo posible por esclarecer lo ocurrido y encontrar a los culpables, además de indicar que por como se había producido, es probable que se trate de un asesinato por encargo.