Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía despliega los antidisturbios contra los manifestantes en Kiev

Derriban la estatua de Lenin en Kievcuatro.com

El monumento al revolucionario soviético Vladimir Lenin ubicado en el bulevar Shevchenko de Kiev ha sido derribado este domingo en torno a las 18.00 horas (17.00 hora peninsular española) por un grupo de manifestantes en señal de protesta contra el gobierno ucraniano de Yanukóvich y su decisión de no firmar el Acuerdo de Asociación negociado con la UE para en su lugar dar un giro prorruso de la política exterior ucraniana.

La estatua fue primero envuelta con un cable de acero que provocó la decapitación de la misma al grito de "¡Yanukovich es el siguiente!", según informa el diario 'Kyiv Post' en su edición digital. Los atacantes también corearon el himno nacional ucraniano. Posteriormente utilizaron un mazo para terminar de hacer pedazos la estatua.
La agencia de noticias estatal, UNN, ha informado además de que un grupo de miembros de la Unión Panucraniana Svoboda (Libertad), de extrema derecha, han aparecido en la plaza de la Independencia, epicentro de las protestas contra Yanukovich, con un trozo de la estatua de Lenin. "Lenin está muerto", ha proclamado uno de los portadores del pedazo de la estatua, Andrew Illienko.
Svoboda es junto a la Unión Panucraniana Batkivschina (Patria) de la ex primera ministra Yulia Timoshenko y la Alianza Democrática Ucraniana para la Reforma (UDAR) del boxeador Vitali Klitschko el partido que encabeza las manifestaciones contra el Gobierno de Yanikovich.
Este mismo domingo decenas de miles de personas han secundado una nueva convocatoria de los tres partidos para exigir la dimisión de Yanukovich y el acercamiento a la UE en detrimento del último giro prorruso de la política exterior ucraniana.